Mala postura, Mal humor!!!

Mala postura delante del ordenador!!!

Siempre que esté sentado frente a un ordenador, sea consciente de su postura y mantenga sus pies apoyados uniformemente en el suelo.

Como muchas personas se encuentran pasando más tiempo sentadas detrás de una pantalla o de pie durante horas sin interrupción, prestar atención a su postura es más importante que nunca.

Si nunca ha pensado demasiado acerca de si está sentado o parado de pie, la postura está perjudicando su salud, es posible que quiera comenzar antes de que se encuentre de mal humor.

Este es el por qué:

Cada vez que nos inclinamos hacia adelante 60 grados, la tensión que se ejerce sobre nuestro cuello aumenta dramáticamente.

Esto puede provocar entumecimiento, dolor, nervios presionados y respiración inadecuada, ¡ninguno de los cuales es bueno para su estado de ánimo!

El estrés en el cuello también puede conducir a la tensión de la parte superior de la espalda y los músculos del hombro, lo que resulta en dolores de cabeza que pueden ser muy frecuentes para algunas personas que habitualmente tienen mala postura.

Su lenguaje corporal está estrechamente relacionado con la postura. Una postura desplomada puede hacer que parezcamos tristes, temerosos o desinteresados ​​con respecto a los compañeros que conducen a un tratamiento diferente que puede desanimarnos sin ni siquiera darnos cuenta.

En un artículo de 2015, los investigadores concluyeron que cuando se enfrentaban a una situación de estrés alto, los participantes del estudio con buena postura mantenían una mayor autoestima y estado de ánimo.

Mientras que aquellos con mala postura experimentaban un mayor estrés y usaban palabras negativas para describir su experiencia.

 

¿Está lidiando con una mala postura? Podemos ayudarte!!!

Además de mal humor una mala postura puede otro problemas de salud lee aquí

Puede mejorar su postura de forma natural a través de la atención quiropráctica, el ejercicio, los estiramientos y evitar un estilo de vida sedentario. Pídanos más consejos en su próxima visita.

 

Fuente: El Diario Oficial de la División de Psicología de la Salud, Asociación Americana de Psicología