Saltear al contenido principal
Cómo hacer té de Kombucha?

Antioxidante

El té de kombucha es antiguo tipo de remedio pasado de generación kombucha-teen generación. Es un té vivo, que está lleno de probióticos útiles, enzimas y aminoácidos que ayudan a la digestión y a su sistema inmunitario.   El té de kombucha está hecho de té verde o negro, por lo que contiene muchos antioxidantes y polifenoles.

Por ejemplo, en el té se puede encontrar vitamina C, E y betacarotenos. Como el té está fermentado, sus vitaminas C y E se potencian mucho más que en un té normal. Este extraordinario poder antioxidante hace del té de kombucha un depósito de bondad cuando usted está decaído por estar resfriado o con gripe, los niveles de antioxidantes sofocan todos los radicales libres y las bacterias o virus que estaban preparadas para abatirlo!

Beneficios

Estos antioxidantes también son bastante importantes para los vasos sanguíneos que están dañados por los radicales libres. Por lo que, paciencia con el endurecimiento de arterias e incluso niveles de colesterol alto porque puede verse mejoría.

De hecho, en algunos estudios hechos con animales, los resultados muestran un descenso del colesterol hasta un 52%, un descenso en los triglicéridos y el colesterol LDL, y un incremento en el colesterol HDL. Un beneficio inesperado de tomar té kombucha es que puede mejorar niveles de hierro en el cuerpo.

No es que el té contenga una alta cantidad de hierro, pero más bien que los ácidos orgánicos que se encuentran en el hongo de kombucha hacen que el hierro pueda ser asimilado por el cuerpo. Y si usted sufre de dolores y sucede que toma paracetamol diariamente, usted probablemente sepa que el paracetamol puede causar intoxicación en el hígado.

El té de kombucha protege su hígado de ser dañado por medio del hongo de kombucha. El té de kombucha también contiene ácido glucórico, un importante compuesto precursor para la glucosamina y sulfato de condroitina, las dos sustancias esenciales que se necesitan para mantener sus articulaciones lubrificadas y para que trabajen como deben. Por lo que el té de kombucha puede ser especialmente útil para aquellos con artritis de cualquier tipo.

En estudios médicos también se ha descubierto que el té de kombucha es fantástico para la regulación del azúcar en la sangre. Estudios hechos con ratas, ha demostrado una gran mejora del nivel de azúcar en la sangre de ratas diabéticas. Por lo que, la kombucha puede ayudarle a regular sus niveles de azúcar en la sangre.

Y si usted padece asma, estará feliz de saber que en lugar de beber una taza de café durante su próximo ataque de asma para que abra sus bronquios, una taza de té de kombucha puede ayudarlo. El ingrediente activo del café es la teofilina, y el té de kombucha contiene sobre un 50% más de teofilina que el café. Sorprendido! Con todos estos beneficios, usted tiene que saber como elaborar este té y comenzar ahora mismo.

¿Cómo hacer el té de Kombucha?

Aquí tiene una receta de té de kombucha afrutado, que probablemente le encantará:

Té de kombucha afrutado Ingredientes:

1 hongo de kombucha

3 litros de agua osmótica o purificada (3 lt de agua, 6 bolsitas de té negro), 70g de azúcar)

1 recipiente o bote de cristal grande para 3 litros

Instrucciones: 

1- Prepare el té negro con los 3 lt de agua destilada o osmótica, una vez hierve el agua quitar del fuego y añadir las 6 bolsitas de té (infusionar 10-15 min).

2- Añada el azúcar al té y remueva. Así se diluirá el azúcar. Esto le tomará menos de un minuto.

3- Deje reposar el preparado de té negro hasta que alcance la temperatura ambiente.

4- Vierta el té negro en el bote grande de cristal.

5- Ponga encima del té el hongo de kombucha incluyendo el líquido que lleva el hongo. (7-10dias)

6- Cubra el bote grande de cristal con una tela de estopilla o tela gruesa de algodón y asegúrela con una goma elástica ancha alrededor para que no se mueva la tela.

7- Lleve el bote grande de cristal a una habitación oscura y déjelo allí durante 7 días-10dias.

8- Después de los 7 días vaya a la habitación oscura, quite la tela y el hongo dejándolo en otro bote de cristal . Pruebe el té. Si éste tiene buen sabor, el té ya está listo.

9- Vierta algo de té negro sobre el hongo en el otro bote y cúbralo. Manténgalo refrigerado. Si ve un nuevo hongo creciendo encima de la madre hongo, este es un hongo bebé. Este nuevo hongo puede ser utilizado en su próximo té. Cada hongo bebé es potencialmente un hongo madre. Para comprar el primer Kombucha puedes ir alli Fuente: http://www.greenmedinfo.com/blog/18-healthy-reasons-sip-kombucha

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba