El Colesterol HDL

Tus niveles de colesterol son un importante indicador de la salud del corazón.

El colesterol HDL, también conocido como el colesterol “bueno”, cuanto más alto mejor.  A pesar de que tu médico te haya dicho que hay que bajar el colesterol total, es importante aumentar tu lipoproteína de alta densidad, pero la reducir la lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol “malo”.

Entender el colesterol HDL

El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en todas tus células y tiene varias funciones útiles, como ayudar a construir las células del cuerpo. Se trasporta a través del torrente sanguíneo unido a las proteínas. Estas proteínas se llaman lipoproteínas. Las Lipoproteínas de baja densidad son las lipoproteínas que transportan el colesterol por todo el cuerpo y la entregan a los diferentes órganos y tejidos. Pero si tu cuerpo tiene más colesterol del que necesita, el exceso sigue circulando por tu sangre. Con el tiempo, el colesterol LDL que va circulando puede introducirse en las paredes de los vasos sanguíneos y empezar a crecer bajo el revestimiento de los vasos. Los depósitos de partículas de colesterol LDL dentro de las paredes de los vasos se llaman placas, y comienzan a reducir tus vasos sanguíneos. Finalmente, las placas pueden estrechar los vasos hasta el punto de bloquear el flujo sanguíneo, causando la enfermedad arterial coronaria.

Esta es la razón por la que el colesterol LDL se le conoce como colesterol “malo”. Las Lipoproteínas de alta densidad recogen el exceso de colesterol en la sangre y lo llevan de vuelta a tu hígado, donde se rompe. Cuanto mayor sea tu nivel de HDL, menos colesterol “malo” tendrás en tu sangre. Sólo bajar tu colesterol LDL podría no ser suficiente si eres una persona con alto riesgo de enfermedades del corazón. El aumento de colesterol HDL también puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Captura de pantalla 2012-09-24 a la(s) 18.10.12

 

 

 

Si tu nivel de colesterol HDL se sitúa entre el riesgo y los niveles deseables, debes seguir tratando de aumentarlo para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca. Si no sabes cuál es tu nivel de colesterol HDL, pregunta a tu médico por la prueba de colesterol basal. Si el valor de colesterol HDL no se encuentra dentro de los límites deseados, puedes aplicar estos cambios de estilo de vida para aumentar el colesterol HDL. Tu estilo de vida tiene el mayor impacto sobre el colesterol HDL. Incluso pequeños cambios en tus hábitos diarios pueden ayudar a cumplir tu objetivo de colesterol HDL.