Saltear al contenido principal
Una Epidemia 80% de niños

Una Epidemia 80% de niños

El Dr. Abraham Towbin,

patólogo de la Universidad de Harvard, descubrió evidencia de lesiones comunes de la columna vertebral como resultado del proceso de parto. Entre los efectos del trauma que examinó se incluían la evidencia de hemorragia intracraneal, contusión del cerebro, daños en los nervios que regulan la respiración y subluxación vertebral en la región cervical superior. También descubrió lesiones en la columna en muchos casos de SMS (Síndrome de Muerte Súbita) y diferentes condiciones respiratorias.

El Dr. Towbin

cita un estudio de Matthew Duncan, que determinó que se necesitaban entre 41 y 56kg de presión al estirar en el parto para producir daños en la columna vertebral y afirmó que esa presión suele ser común en los procesos normales de partos modernos.

El Dr. Biedermann,

médico Belga, ha estado defendiendo la importancia de los examenes de la columna vertebral en los recién nacidos durante más de 40 años. Descubrió que « los historiales de más de 135 bebés con tensión en los músculos de la base del cráneo revelaron que una proporción significativamente alta de estos bebés sufrieron lesiones en el parto debido a partos prolongados y/o al uso de aparatos de extracción ».

Un estudio sobre 583.340 bebés nacidos entre 1992 y 1994 revela que existe una relación entre el uso de fórceps/cesárea y las lesiones de la cabeza en recién nacidos.

El estudio de Chiswick:

El 17,4% de los bebés nacidos por cesárea necesitan un tiempo anormalmente largo para empezar a respirar.
El 23,3% muestran una irritabilidad o pereza anómalas.
El 15,1% sufrieron lesiones en el parto.

El Dr. Fallon

resume varias causas de tortícolis congénita. Estima que el 34% de niños con tortícolis congénita nacen de nalgas; y que el tipo más común de tortícolis congénita está asociada con la subluxación de parte de las cervicales superiores.

El Dr. Gutmann

examinó a más de 1.000 niños y concluyó que aproximadamente el 80% de todos los recién nacidos tenían alguna forma de disfunción nerviosa (neurológica). La falta de detección de una disfunción nerviosa asociada con el trauma en el parto puede dar como resultado:

•    Debilidad de respiración
•    Irritabilidad
•    Esputos o vómitos frecuentes
•    Problemas en la faringo-laringe (garganta)
•    Irritabilidad del estómago y el colon
•    Cólicos
•    Asma
•    Dolores de cabeza
•    Problemas de sueño
•    Problemas de aprendizaje
•    Infecciones de oído
•    Dificultad para comer, agarrarse al pecho e incluso problemas para tragar
•    Problemas mecánicos (Escoliosis…)
•    Hiperactividad
•    Defectos neurológicos

fuentes www.wellajusted.com

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba