Saltear al contenido principal
Quiropráctica y Intestinos

Quiropráctica y Intestinos

La Quiropráctica puede ser su eslabón perdido para los trastornos intestinales

La quiropráctica consiste en el uso de las manos para ajustar manualmente la columna vertebral de subluxaciones. Se puede entender que la quiropráctica sea efectiva cuando hay dolor de lumbares, dolor en la parte media de la espalda o las cervicales, pero ¿Cuál es la conexión para los transtornos intestinales?

 

¿Cuál es el fundamento científico de la Quiropráctica?

Para responder a esta pregunta, hay que volver a los fundamentos de lo que realmente está sucediendo cuando a usted le hacen un ajuste quiropráctico. Su columna vertebral es una puerta de entrada a todos los diferentes nervios en el cuerpo. Los nervios espinales que van a la cabeza y parte superior del cuello inervan la cabeza, los ojos, la nariz, la cara, el cuero cabelludo y todo lo demás, como el cerebro y el tronco encefálico.

Cuando las vértebras de su cuello se desajustan o subluxan, como cuando se golpea la cabeza, se cae, golpear su cabeza cuando sale del coche, o experimenta un traumatismo de cualquier tipo, los nervios en el área del trauma son dañados debido a que las vértebras están fuera de su lugar natural. Incluso si las vértebras están sólo un centímetro fuera de su alineación, los nervios sufren una compresión.

 

Los nervios no guardan silencio cuando están sufriendo

Los nervios no sufren una compresión sin decir una “palabra”. Los nervios expresan lo que les está pasando, y entonces responden creando síntomas como dolor punzante, escalofrío, una ola de calor, adormecimiento o sensación de hormigueo en una parte del cuerpo. Su sistema nervioso está decidido a hacerle entender que la situación del daño que se está produciendo en un nervio, cambie.

Los síntomas asociados con estas señales nerviosas también podrían incluir un dolor de cabeza, signos como perturbación en  la visión o los oídos, tics en la cara, ojos o labio decaídos, dolor de cuello, dolores punzantes en los brazos, debilidad muscular, e incluso dolor en el cuero cabelludo.

 

¿Cómo afectan los nervios espinales a los órganos internos?

Cuando nos fijamos en lo que está sucediendo en la parte inferior y el centro de la columna vertebral, usted sabrá que los nervios espinales en esta área viajan a los órganos internos. Los nervios espinales de la espalda media inervan el corazón, los pulmones y el estómago, así como la garganta, tiroides, las glándulas paratiroides, páncreas, glándulas suprarrenales, y el hígado. De este modo, cada vez que hay una subluxación vertebral en esta zona, ocurre que afecta a los nervios espinales que van a estos órganos, por lo que finalmente, habrán enfermedades en esos órganos (ya que eso organos no dan sintomas).

Su parte baja de la columna vertebral alberga los nervios espinales que van a los intestinos. Una de las partes del intestino es el esfínter entre el intestino grueso y el recto. Este esfínter es responsable del control de la cantidad de movimientos intestinales que tenga. Si el esfínter se abre, entonces usted tendrá más movimientos intestinales de lo que es normal. Si el esfínter está cerrado, entonces usted tiene estreñimiento. Este esfínter es controlado por un nervio. Y cuando usted remonta el nervio, encontrará que ese nervio ira viajando hasta la columna vertebral.

 

La conexión entre quiropráctica y transtornos intestinales

Por lo tanto, cuando se tiene la enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable o colitis ulcerosa, parte del problema podría ser lo que está pasando con el nervio espinal y las vértebras.

Si usted nunca ha ido a un quiropráctico, pero padece alguno de estos trastornos intestinales, podría ser muy importante para que usted conseguir tener su columna ajustada y el quiropráctico puede ajustar manualmente el esfínter. Piense en esto – ¿Puede un medicamento sanar algo como esto? No puede.

Por supuesto, hay otras cosas que pueden suceder cuando usted tiene trastornos intestinales. Es muy probable que su quiropráctico esté al día acerca de los diferentes tipos de probióticos que se han creado específicamente para ayudar a una persona con trastornos intestinales para conseguir la correcta flora bacteriana de los intestinos. Él o ella puede prescribir un probiótico que ofrece la flora correcta y por lo tanto ayudarle a disminuir la incomodidad que siente con estos trastornos.

Pero usted no sabrá el impacto beneficioso que la quiropráctica puede ejercer en sus intestinos hasta que vaya al quiropráctico y consiga ajustarse. Pida una cita hoy. Sus trastornos intestinales tienen muchos aspectos por los que se debe consultar – y al intentar diferentes formas de curarlas, finalmente encontrará su respuesta.

Usted puede encontrar más información consultando en nuestros sitios web. Una buena fuente para las investigaciónes sobre casos en los cuales la quiropráctica ha sido útil, se pueden encontrar en la página web de la asociación de quiropráctica

Fuente:

http://www.acatoday.org/level1_css.cfm?T1ID=42

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba