Si nunca ha visitado un doctor en quiropráctica, se lo está perdiendo. Millones de personas alrededor del mundo han experimentado los increíbles beneficios del cuidado quiropráctico.
Una de las mejores cosas del cuidado quiropráctico, es que el proceso para la curación natural es sin medicamentos y sin cirugía.

 La gente declara que los beneficios de la quiropráctica ayudan a mejorar:

•    Dolor de Espalda
•    Dolor de Cabeza
•    Infecciones de Oído
•    Dolor en el Cuello
•    Dolor en las Articulaciones y Artritis
•    Escoliosis
•    Asma
•    Presión Sanguínea
•    Embarazo Saludable
•    Función de los Órganos
•    Prevención de Cirugía

Hay un montón de ideas erróneas acerca de la quiropráctica y de cómo han sido formados los Doctores en quiropráctica. De hecho, ¿sabía que muchos programas quiroprácticos, también incorporan todo un año de doctorado a nivel avanzado de formación, en materia de nutrición?
Sin embargo, la mayor parte de los beneficios de acudir a un Doctor en quiropráctica proviene de un ajuste quiropráctico. Hablemos de la filosofía, la historia y las investigaciones basadas en pruebas del cuidado quiropráctico.

En lo Que Creen los Quiroprácticos

Los quiroprácticos están orgullosos de tener una forma natural y sin medicación para ayudar a sus pacientes a que consigan sus objetivos en lo que se refiere a salud. El principio básico es en esencia la base de toda la profesión en la que nuestros cuerpos tienen la increíble habilidad innata para curarse por sí mismos (bajo las condiciones adecuadas), y es el trabajo del doctor quiropráctico el que ayuda a crear un ambiente para facilitar esta tarea.
Debido a que el sistema nervioso controla los órganos y cada una de sus células de su cuerpo, los doctores quiroprácticos centran su atención en la salud de su columna vertebral para que esté correctamente alineada y si hay cambios, ayudar a la columna a volver a su alineación.

Historia de los Beneficios de la Quiropráctica para la Sordera

El arte de la curación natural de la quiropráctica fue desarrollada por primera vez por un curandero magnético llamado D. D. Palmer en 1895. Según cuenta la historia, todo empezó cuando Harvey Lillard -un hombre que era sordo de un oído- fue a ver a Palmer por su enfermedad esperando que él tuviera algo en la manga para curar la sordera.

Cuando Palmer descubrió que Lillard sufría una lesión en la cabeza que precedía su enfermedad, evaluó su columna vertebral y notó que una vértebra en la parte superior de la espalda parecía totalmente fuera de alineación. Según Palmer, «Yo tuve un caso de un problema cardíaco que no mejoraba.       Examiné la columna vertebral y encontré una vértebra desplazada que presionaba los nervios, la cual inervaba el corazón. Ajusté la vértebra y le di al paciente un  alivio inmediato -nada «accidental» o «brusco». Entonces empecé a razonar ¿Y si dos enfermedades, tan diferentes como un problema de corazón y una sordera, que provenían de un pinzamiento o una presión sobre los nervios, no serían más que otra enfermedad debido a una causa similar? Así fue como en ese momento la ciencia (conocimiento) y el arte (ajustar) de la Quiropráctica se formó».
Palmer moldeó su técnica de terapia manual quiropráctica, que proviene de las dos palabras griegas cheiros y praktikos (que significa «con las manos»). Desde entonces, muchos millones de personas de todo el mundo se han beneficiado de esta terapia manual y que algunas fuentes la remontan a Hipócrates.

Subluxación Vertebral

En el núcleo de innumerables historias de milagros de la quiropráctica hay un concepto conocido como «subluxación vertebral». Cuando los doctores quiroprácticos utilizan esta frase, se refieren a la compresión mecánica, la irritación de los nervios y las articulaciones de la columna. En el caso de Harvey Lillard, los nervios que afectaban su sentido de la audición estaban comprometidos y una vez que el D. D. Palmer liberó su cuerpo de este «insulto neurológico», su audición se restableció.

•    Para otros, puede ser ciática
•    O quejas gastrointestinales
•    O (rellene el espacio en blanco)

Cuando se considera cómo la mayoría de las células y órganos del cuerpo, están controlados por nervios que viajan a través del canal de la médula espinal, ¡es alucinante pensar cómo de amplios pueden ser los efectos secundarios!

¿Por qué acudir a los Ajustes Quiroprácticos?

Hay muchas cosas que pueden llevar a una subluxación vertebral. Algunas de las causas más comunes que he encontrado son las siguientes:
• Una vértebra fuera de lugar («desajuste«) debido a un resbalón o una caída (es decir «Macrotrauma»)
• Toda la columna desalineada globalmente debido a una mala postura (Ej. «Microtrauma»).
• Inflamación de las articulaciones causada por el daño hecho al disco intervertebral.
• Una respuesta inflamatoria causada por una dieta deficiente, falta de agua pura o estrés psicológico.
Osteoporosis o cambios degenerativos de la columna o discos intervertebrales.
• Puntos desencadenantes y músculos tibantes de la espalda que sacan las vértebras fuera de lugar.
Importancia de la Postura

El problema que vemos en las culturas occidentales es nuestro hábito natural de estar sentado todo el día, teniendo un significado en nuestra columna vertebral. ¡Por no mencionar nuestra postura! Estamos pegados a nuestros teléfonos móviles, iPads y portátiles.
Demasiadas personas viven sus vidas encorvadas y con el cuello sobresaliendo como las tortugas. Los médicos lo llaman «postura con la cabeza hacia adelante» y los estudios han demostrado que por cada  centimetro que su cabeza sobresale del verdadero centro de gravedad, su cuello soporta 2kg extra de estrés. ¡Sólo piense en como de común y peligroso puede ser para su salud!
Mediante las evaluaciones de la postura, los doctores quiroprácticos regularmente observan a muchos de sus pacientes con su cabeza de 5-7,5 centimetros hacia adelante, lo que son entre 10 – 15kg extra de presión en su cuello.

Los 10 Mejores Estudios e Investigaciones de la Quiropráctica

 La Quiropráctica es tu mejor opción frente a todos los problemas de salud que puedas tener y sobre todo tiene que ser el primero, siempre hay tiempo para tratamientos agresivos y invasivos.

Marc Bony,DC