Probablemente las has pasado de largo durante numerosas visitas a tu supermercado habitual o una herboristería, o bien sí que las has visto espolvoreadas sobre pan o disponibles a granel en algunas tiendas. Pero ¿qué son las semillas de chía y de dónde vienen?

Para usar su nombre técnico, se cree que la planta “saliva hispánica”, de la familia de menta, originó en las culturas Aztecas donde fue considerado un cultivo esencial como era por ejemplo el maíz. Las semillas de chía también iban muy ligadas con la potenciación de energía entre los guerreros aztecas. Hoy en día las plantas de chía se cultivan principalmente en México y otras zonas de la América Central y Sur América, principalmente para la explotación comercial de las semillas de chía que representa un mercado creciente en los Estados Unidos debido a los numerosos beneficios a la salud que ofrecen éstas semillas, no solo para atletas sino para cada individuo.

Vamos a repasarlo: contiene minerales vitales (calcio, fósforo,potasio), ácidos grasos esenciales (Omega 3) y antioxidantes. Todo esto hace que las semillas de chía se convierten en una de las fuentes del mundo más importantes de nutrientes vitales.

¿Qué beneficios a la salud ofrecen las semillas de chía?

Son varios los beneficios a la salud que nos aportan las semillas de chía.

A continuación encontrarás algunos:

  • Potencia la energía y el metabolismo

Antes de nada, las semillas de chía son una fuente muy rica de proteína, ya que contienen nutrientes esenciales que deberías incluir en cualquier dieta o programa para perder peso rápido. Las semillas de chía gozan de una valoración casi perfecta (91/100) de aminoácido. ¿Qué significa esto? Supone que obtienes una fuente excelente de proteína (especialmente para vegetarianos) y energía para el ejercicio. Además, las semillas de chía poseen unas capacidades increíbles para absorber agua (hasta 12 veces su propio peso). Cuando están ingeridas las semillas de chía se expanden dentro del estómago y eso ayuda a picotear menos, reducir los antojos y la barriga. Un estudio reciente (EE.UU) ha demostrado que está reducción podría alcanzar hasta el 50%.

Es más, las semillas de chía son una fuente rica de minerales (calcio, fósforo,potasio) – lo cual nos ayuda a mantener los huesos fuertes.

  • Es una fuente rica de Omega-3

Aproximadamente el 55% de la grasa contenida en las semillas de chía se atribuye a los ácidos grasos Omega-3 (también presentes en el aceite de coco en forma de MCT que se descomponen en cuerpos cetónicos). Son vitales para algunas funciones diarias como prevenir bloqueos de sangre y el desarrollo de las células en el cerebro.  Ofrecen numerosos beneficios a la salud, incluyendo: la prevención de ciertos tipos de cáncer (de próstata), reducción en el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mantener una frecuencia cardiaca estable y la prevención de riesgos cardiovasculares asociados con la diabetes tipo 2.

Omega-3 consiste en tres tipos de ácidos grasos: ALA (encontrado en semillas de chía además de ciertas verduras de hoja), EPA y DHA, estos dos últimos se encuentran en pescado graso. Debido a la presunta ausencia de evidencia publicada que indica que los ácidos grasos de pescado sean más eficaces y que peso-por-peso obtendrás más Omega 3 de semillas de chía que del salmón, la chía resulta ser un elemento muy útil en tu dieta.

  • Una ayuda digestiva excelente

Cuando ingerimos semillas de chía en nuestro cuerpo las mismas se convierten en una sustancia gelatinosa que se expande en el estómago. El resultado es que los carbohidratos se convierten en azúcar a un ritmo más paulatino, así permitiendo la estabilización de la glucosa sanguínea (el proceso se asemeja a la función de los MCT en el aceite de coco). Por tanto, no solo resulta útil para la resistencia y el atletismo, sino la prevención de diabetes, como queda demostrado en un estudio reciente.

Cabe destacar que alrededor del 90% de los carbohidratos que se encuentran en las semillas de chía es fibra que ni siquiera se ingiere. La buena noticia para los diabéticos es que las semillas de chía no dependen de la insulina. A fin de cuentas las semillas de chía representan una ayuda digestiva considerable. Intenta introducir una cuchara cada día en tu dieta.

  • Las semillas de chía aportan grandes cantidades de antioxidantes

De hecho contienen más antioxidantes que algunas bayas, lo que equivale a 10.000 IU de vitamina E. Aportan varios beneficios a la salud, incluyendo: una mejora en el sistema inmune, prevención del cáncer (de próstata), tratamiento de diabetes o usos antiinflamatorios. Adicionalmente se pueden almacenar durante un tiempo largo y sus usos incluso se han conocido en el ámbito de la cosmética (anti-edad).

  • Las semillas de chía vienen cargadas de nutrientes

Hemos visto que vienen cargadas de Omega 3, minerales esenciales y antioxidantes. Es más, una porción de 28g solo contiene 137 calorías, son libres de gluten, cuentan con un ciclo de vida más largo que otros productos (se pueden almacenar durante años) y son orgánicos. En fin, las semillas de chía en resumen una oportunidad excelente para reponer nutrientes perdidos – especialmente durante el embarazo cuando las exigencias al cuerpo son muy arduas.

  • ¿Cómo usar semillas de chía?

El mundo está a tus pies si quieres aprovechar al máximo todos los nutrientes presentes. Asegúrate de consumir semillas de chía auténticas y no suplementos. Entre los usos populares, puedes:

  1.       espolvorearlas sobre pan
  2.       mezclar en batidos
  3.      utilizarlas para sustituir a huevos en pasteles para reforzarlos,
  4.       echar una cuantas en cereales o en una barrita de cereales
  5.      triturarlas dentro de una bebida deportiva (o simplemente añade un buen puñado de semillas de chía a una botella de agua con zumo de lima – la bebida resultará burbujeante y gelatinosa)
  6.       Por último no debe faltar comer las semillas de chía crudas

También puedes añadir otros elementos saludables a tu dieta, de las cuales hemos hablado en blogs recientes, como: el aceite de coco, probióticos y ajo. Si decides introducir semillas de chía en tu dieta, escríbenos para comentar tus experiencias.