La ciencia del sueño

Los estudios realizados por Eve Van Cauter, directora del Centro del Sueño, Metabolismo y Salud de la Universidad de Chicago (USA) dicen que ¡dormir menos de 6 horas al día, podría mermar la capacidad de reacción, generar problemas cognitivos, e incapacitar para tomar decisiones racionales! 

Efectos de dormir poco

Según su estudio dormir menos de 6 horas cada noche puede provocar:

  • Envejecimiento del corazón
  • Riesgo de resistencia a la insulina
  • Presión arterial alta
  • Riesgo de demencia severa o Alzheimer
  • Psicosis o afectación mental
  • Falta de concentración y productividad
  • Intoxicación en la sangre
  • Disfunción del sistema inmunológico

La cantidad ideal de sueño para un adulto es de 6 a 9 horas por noche.

El documental «Science of Sleep» de la National Geographic (disponible solo en inglés) —realizado en 2015— mostró la investigación realizada en los años 80 en la que se encontró que privar a los ratones del sueño durante 17 días seguidos resultaba en una muerte segura.

Estudios

Durante el 2013, en los Estados Unidos los conductores somnolientos causaron 72.000 accidentes automovilísticos en los que murieron 800 personas y 44.000 resultaron heridas. Esto es más que las muertes provocadas por los mensajes de texto y conductores ebrios.

Las encuestas demuestran que el 63 % de las personas no duerme lo suficiente para estar saludables, el 69 % tiene problemas frecuentes de sueño y el 22 % y están somnolientos durante el día que afecta en su calidad de vida y a su trabajo. El mayor motivo indicado por la mayoría de  personas es que simplemente ignoraba su somnolencia para completar tareas que necesitaban cumplir.

El sueño saludable consiste en varias etapas:

Etapas 1 y 2 (sueño ligero; no REM): Aquí los procesos biológicos en su cuerpo se vuelven más lentos, pero su cerebro permanece activo al comenzar el proceso de edición donde se toman las decisiones sobre qué recuerdos almacenar y cuáles descartar.

Etapas 3 y 4 (sueño profundo; no REM): es una etapa de sueño más profundo, durante el cual se llevan a cabo procesos de limpieza y desintoxicación fisiológicos en el cerebro. Aquí su líquido cefalorraquídeo puede eliminar los residuos.

Etapa 5 (REM):  esta es la fase de los ojos rápidos (REM), donde se realiza el sueño. En esta fase, su cerebro está tan activo como lo está durante la vigilia, pero su cuerpo está paralizado, lo que le impide realizar sus sueños.

Hay quien ha tenido una experiencia aterradora de la parálisis del sueño durante esta fase y encontró que el cuerpo no respondía. El «tratamiento» para este trastorno es el conocimiento. Como se señaló en «La ciencia del sueño», simplemente necesita que se le informe sobre lo que está sucediendo para que pueda superar el episodio con calma, que normalmente no durará más de unos pocos minutos.

Datos económicos

La privación del sueño le ha costado 411 000 millones de dólares anuales en accidentes y pérdida de productividad3 a la economía de los Estados Unidos y Europa, una cantidad equivalente al 2.28 % aprox de su producto interno bruto. Además, se estima que se pierden 1.2 millones de días de trabajo.

La influencia de la genética, el jet lag y las sustancias químicas del estrés en el sueño

La falta de sueño puede empeorar por el jet lag. También conocido como fatiga de vuelo, síndrome de cambio de zona horaria o desincronosis, el jet lag se produce cuando el viaje a través de zonas horarias interrumpe el reloj corporal interno, lo que produce somnolencia diurna y letargo, insomnio nocturno , irritabilidad, confusión y poca concentración.

Curiosamente, los investigadores han encontrado que las personas con un trastorno del sueño heredado genéticamente llamado síndrome de fase de sueño avanzado familiar tienen un reloj corporal circadiano que funciona aproximadamente tres horas más rápido de lo normal.

Fuente: