golf y quiropráctica

Sólo es un tee de golf, una pieza pequeña de madera que apenas pesa una onza. Pero cuando se agachó para recogerlo después de haber terminado el último hoyo, pudo haber sido una pesa de 135kg. Notó un pequeño estallido en la espalda y después empezó a sentir un espasmo agudo.

¿Cómo podía una cosa tan pequeña causar un problema tan grande?

Lo que no se dio cuenta es que su columna vertebral había estado ya mal durante algún tiempo. En algún momento, las vértebras perdieron su alineación -posiblemente hace unos meses por un resbalón de poca importancia o quizá por años de abandono.

Sucedió una presión nerviosa imperceptible (subluxación) y ahora sus músculos están haciendo todo lo que pueden para mantenerle en posición vertical. Agacharse en el 9º green fue literalmente el último tee que colmó el vaso.

Cuando un acto menor se convierte en una herida importante, lo que más le preocupa al Quiropráctico no es lo que usted hizo –lo que le preocupa es lo que usted NO está haciendo.

Deje que sea una lección para que preste más atención a las necesidades del mantenimiento de su columna vertebral. Haga lo más inteligente -sea regular con sus ajustes de columna para evitar que se repita. El golf y quiropráctica es como en muchos deportes una buena combinación para optimizar el fucnionamiento del cuerpo Mas info a quiropractica1.com Marc Bony,DC