Es a veces descorazonador escuchar a madres angustiadas describir los cólicos de sus bebés.

Con frecuencia, las madres vienen a mí y me dicen: “Mi bebé no quiere comer, ¡parece que le duele algo y no sé qué puedo hacer para ayudarle!”

¿Qué son los cólicos?

El cólico se presenta en la forma de un bebé constantemente irritable. Normalmente empieza durante las primeras dos o tres semanas después del nacimiento y continúa hasta los tres meses de edad, a veces durante más tiempo. Desafortunadamente, los cólicos afectan hasta a un tercio de los bebés recién nacidos.

¿Qué causa el cólico?

Aunque no existe una razón particular conocida que provoque el cólico, sí hay muchas explicaciones especulativas acerca de sus causas; entre ellas se encuentran los gases, el estreñimiento, la intolerancia a la lactosa o las alergias alimenticias. Otra razón causante del cólico puede ser resultado de una debilidad estructural en el estómago o en el área del diafragma del bebé.

El tratamiento dentro de la medicina convencional a menudo incluye la terapia con medicamentos o simplemente esperar a que su bebé supere su condición. Desde el punto de vista del quiropráctico, muchos de los síntomas del cólico pueden ser ocasionados por una disfunción nerviosa, que da como resultado una comunicación deficiente entre el cerebro y los órganos digestivos.

¿Tiene su bebé recién nacido dificultades para mamar, en especial al mamar más de un lado que del otro? ¿Parece incómodo mientras mama? Un método para la madre de evaluar si su recién nacido tiene alguna irritación nerviosa es comparar cómo mama entre lado y lado, comparando un pecho con el otro. A menudo, el bebé mamará bien de un pecho, pero no se cogerá bien al otro, o puede que el bebé recién nacido se “desenganche” frecuentemente mientras mama de un pecho en particular. Estos bebés parecen estar realmente incómodos.

Los ajustes quiroprácticos para la corrección de las subluxaciones vertebrales (disfunciones nerviosas) se reconocen desde hace tiempo como una herramienta terapéutica excelente para el cólico infantil. De hecho, se ha demostrado que la quiropráctica tiene un índice de éxito de un 94% en los casos de cólicos.

IDEAS que ayudan a ALIVIAR el DOLOR

Haga que un quiropráctico que se siente seguro trabajando con niños examine a su bebé.

Cómo estén funcionando de bien la columna vertebral y sistema nervioso de su bebé jugará un papel integral en la condición general de salud de su hijo. Si intuitivamente siente que algo no anda bien con su bebé, haga que lo revise un doctor quiropráctico. Los bebés sanos –libres de interferencias nerviosas – son bebés más felices.

Posición de cargo y masaje estomacal:

La mejor manera de explicar esta posición es mediante su demostración, sin embargo, intentaré mantener la descripción de la misma simple…

Si carga a su hijo a lo largo del antebrazo en esta posición, puede extender su área abdominal, lo que puede resultarle de alivio a su bebé mientras le masajea el estómago. Estire hacia afuera o extienda su antebrazo derecho (cruzándolo por delante del cuerpo) y después coloque la cara de su bebé boca abajo sobre este mismo antebrazo, con la cabeza cerca de la parte externa de su codo. Coloque su mano derecha sobre la región baja de su abdomen o la zona de la ingle o pañal. Las piernas de su bebé colgarán a ambos lados de su mano derecha. En esta posición, debería poder sostener al bebé completamente sobre su brazo derecho.

Ahora con su mano izquierda, que está libre, coloque con suavidad sus dedos cerca del medio de la zona superior del estómago de su bebé, justo debajo de su costilla más inferior. Con mucha suavidad, empiece a frotar con sus dedos dirigiendo el movimiento hacia abajo, hacia el ombligo de su bebé.

La intención de este masaje es ayudar a relajar el estómago. Puede resultarle de ayuda imaginar que con los suaves movimientos de sus dedos está intentando alargar una bola pequeña y compacta de plastilina y convertirla en una forma plana como un crepe.

Si está amamantando, pida consejo acerca de la técnica correcta:

Si está amamantando, una adecuada recomendación por parte de un especialista en lactancia puede marcar una gran diferencia.

Dele a su bebé tiempo de eructar

A los bebés recién nacidos les llevará un tiempo aprender cómo mamar, eructar y digerir la comida correctamente. Es por lo tanto importante, en medio del frenesí del día a día, que permitamos a nuestros recién nacidos disponer del tiempo adicional que puedan necesitar para eructar.

Para ayudarle a eructar: siente a su bebé sobre su regazo, coloque su mano sobre su pecho y levántelo ligeramente; esto aligera la presión sobre su abdomen y les hace eructar (véase la ilustración en la página 301 de Bebés bien ajustados).

¿Con qué frecuencia debería ayudar a eructar a un recién nacido que padece de cólicos? Si le da el biberón, intente hacerle eructar después de cada toma de 30 ml. Si le está dando el pecho, intente que eructe siempre que se suelte del pecho.

Corte con todas esas comidas problemáticas.

Si está dando el pecho y su recién nacido padece de cólicos, es imperativo que al menos durante un tiempo, evite las comidas que provocan irritación. Esto incluye el vino, el champán, las bebidas gaseosas, el café, el té y otras bebidas que contienen cafeína. El chocolate, las frutas ácidas como las naranjas y las frutas del bosque, así como las comidas muy especiadas. También as lentejas, los guisantes partidos (sopa de jamón y guisantes) y las proteínas secundarias como las alubias.

¡Deje la leche de vaca!

Existe un montón de literatura que discute la alta incidencia hoy en día de alergias relacionadas con la leche de vaca, por ejemplo, las alergias a la proteína de leche e intolerancia a la lactosa. De hecho, las estadísticas indican que puede que muchos de nosotros padezcamos sin saberlo de sensibilidad a ella en menor grado. Esto es motivo de preocupación tanto en los bebés que toman el pecho como en los que dependen de fórmulas y preparados. Por favor, vea el Capítulo 12 para más información y sugerencias acerca de los preparados más recomendables, y sobre la dieta de eliminación de los bebés que maman. En este capítulo sobre la lactancia, expongo cómo muchos carbohidratos simples o refinados contienen productos lácteos, y cómo debemos tener cuidado también con ellos.

Preparados herbales para cólicos

Existe una variedad de preparados herbales para los cólicos disponibles y cualquiera de ellos puede resultar de gran beneficio. He oído hablar sobre experiencias positivas con la “Mezcla herbal Lardners”, que puede encontrarse a través de algunas farmacias o en www.colicsolutions.com.

Espero que la puesta en práctica de estas sugerencias pueda ofrecer a su recién nacido un alivio eficaz del cólico, de modo que estos primeros meses de vínculo puedan transformarse en una época hermosa y pacífica para ambos.

La investigación quiropráctica y los cólicos.

Dos estudios de investigación muy importantes acerca de la “Quiropráctica y el cólico infantil” han demostrado que los ajustes de la columna vertebral pueden tener un efecto positivo sobre los cólicos.

En la Revista de Terapéutica Fisiológica Manipulativa se condujo en 1989 un estudio de investigación. En dicho estudio, 73 quiroprácticos ajustaron las columnas vertebrales de 316 bebés con casos de cólicos que oscilaban entre moderados y severos. Estos bebés lloraban una media de 5.2 horas al día. Las madres recibieron un diario en el que registrar los síntomas de sus niños, la intensidad y duración del llanto ocasionado por el cólico y el nivel de comodidad o incomodidad del bebé.

Durante el transcurso de dos semanas (normalmente en tres visitas), el 94% de los niños tratados con ajustes de la columna vertebral demostraron un índice de éxito en comparación al otro grupo de bebés. Una cuarta parte de ellos mostraron mejoría después del primer ajuste. El otro grupo de bebés, que fue medicado con el uso de gotas de Dimethicone, mejoró sólo en un 38%.

De nuevo en 1999, algunos investigadores compararon los nuevos resultados que obtuvieron con los de esta primera prueba y los resultados de ambos estudios fueron prácticamente idénticos.

Dra. Jennifer  welladjusted.es