Saltear al contenido principal
Filosofia Vitalistica

Filosofia Vitalistica

Si un mecánico desmonta cada parte del motor de un coche, ¿puede montarlo de nuevo para que funcione otra vez?

Si un informático viniera a su casa y desmontase su ordenador y lo reconstruyese de nuevo, ¿funcionaría otra vez?

La mayoría responderíamos que si, por supuesto dependiendo de la experiencia del técnico.

Y qué pasaría con vuestro cuerpo ¿creéis que el mejor cirujano de la Clínica Mayo (el mejor hospital del mundo) podría desmontar y montar otra vez cada órgano del cuerpo y reanimarle a la Vida?

La respuesta obvia es no.

Ahora bien, una pregunta pertinente seria, ¿porqué se puede desmontar y remontar las partes inanimadas del ordenador o del motor del coche y funcionan otra vez, cuando es imposible hacerlo con el cuerpo?

Es simple y complicado a la vez. Lo que separa un cuerpo humano de un ordenador o del motor de un coche es el misterioso “algo” que crea la vida y le provoca que funcione.

Algunos llaman este misterioso “algo” la Inteligencia Universal, otros Dios, otros Buddha, otros Naturaleza… De hecho, nadie queda insensible a este poder magnificente que hace que el corazón lata, que el pelo crezca y que la comida se digiera.
Este mismo poder te permite leer este artículo e interpretar la información que estás viendo en tu ordenador.

Los Cientííficos de “Boston’s Forsyth Institute” y de “Harvard University” han dado un gran paso en dirección a la explicación de ese misteriosos “algo”: Cuando un embrión está compuesto de 4 células, han encontrado una corriente eléctrica que encienden los genes, es como un interruptor que se encuentra en la posición de encender y te enciende a la vida.

El estudio del desarrollo embrionario muestra que el cerebro es el primer órgano que se desarrolla. El cerebro manda después la información creativa a través de la médula espinal y los nervios para crear cada célula y órgano en tu cuerpo.

Desde este momento y hasta el final de la vida este flujo de poder cerebral sigue controlando todas las funciones de tu organismo y la curación de tu cuerpo. Como resultado, si hay una interferencia o daño en la médula espinal, habrá una interrupción de este poder y los órganos empezarán a funcionar mal.

Marc Bony,DC
fuentes  thespinalcolumn.org

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba