El azúcar, en sus múltiples formas, es un ingrediente cada vez más común en los alimentos procesados. De hecho, ¡muchos de nosotros comemos el equivalente a 53 cucharadas colmas de azúcar blanco todos los días!

Muchos expertos ahora están de acuerdo en que reducir la ingesta de azúcar es un paso esencial para una mejor salud.

Y en caso de que necesite más argumentos, aquí hay cinco razones por  las cuales evitar el azúcar refinado (blanco).

  1. El azúcar hace que el cuerpo libere más adrenalina de la necesaria, hecho que se ha relacionado con la hiperactividad en niños pequeños. Importante no confundir con el mensaje publicitario engañoso sobre que el azúcar blanco es fuente de energía.
  1. La ingestión de azúcar hace que el páncreas trabaje más para producir insulina. La diabetes se produce cuando el páncreas trabaja en exceso y por lo tanto ya no puede eliminar el azúcar del torrente sanguíneo.
  1. El azúcar aumenta los cambios de humor, la irritabilidad y la ansiedad. Si ya eres una persona ansiosa o estresada, el azúcar no te hará la vida más fácil, pero una visita a nuestra práctica podría.
  1. Se sabe que el azúcar compromete el sistema inmunitario porque reduce la eficacia de los glóbulos blancos durante un mínimo de cinco horas.
  1. Comer azúcar puede disminuir el colesterol útil de alta densidad (HDL) y provocar un aumento del colesterol dañino (LDL).

Elecciones más saludables alejado del azúcar

¿Necesitas endulzar tu comida? Prueba agregando pasas, dátiles o miel. Los edulcorantes alternativos como la Stevia también son una mejor opción: están disponibles en varias formas, no tienen calorías y no elevan los niveles de azúcar en la sangre. No consumir  aspartamo,  jarabe de glucosa,  jarabe de maíz ni productos de este tipo