La vitamina D es una vitamina liposoluble la cual es esencial para una salud óptima.

Sólo unos pocos de alimentos contienen cantidades significativas de esta vitamina. Estos incluyen pescados grasos, carnes de órganos, ciertos champiñones y suplementos alimenticios.

Sin embargo, a diferencia de otras vitaminas que sólo puede obtener a través de su dieta, la vitamina D también puede ser procesada por su cuerpo cuando su piel está expuesta al sol.

Por esta razón, la vitamina D se considera técnicamente una hormona.   La limitada disponibilidad de vitamina D en la dieta humana, combinada con la insuficiente exposición solar de la mayoría de las personas, puede explicar por qué hasta el 41,6% de la población tiene niveles sanguíneos deficiencientes .

Curiosamente, tener niveles  adecuados en la sangre de esta vitamina puede proporcionar muchos beneficios de salud importantes. Este artículo enumera 15 beneficios científicos basados en la vitamina D.

  1. Mejora la salud de los huesos

La vitamina D desempeña un papel importante en la salud de sus huesos. Eso es porque aumenta la absorción de calcio y fósforo de su dieta – dos nutrientes importantes para la salud ósea. Los estudios muestran que las personas con niveles bajos de sangre de esta vitamina tienden a sufrir más pérdida ósea. Además, la investigación muestra que las personas que toman suplementos de vitamina D pueden beneficiarse de un 23-33% menor riesgo de fracturas óseas.

Estos estudios recientes indican que tomar suplementos de vitamina D puede ayudar a mejorar la curación de fracturas, especialmente en personas con niveles bajos. Sin embargo, se necesitan más estudios para apoyar estos resultados. La mayoría de los expertos recomiendan que las personas con valores sanguíneos inferiores a 12 ng / ml (25 nmol / l) deberían considerar tomar vitamina D que proporciona al menos 20-25 mcg (800-1.000 UI) cada día.

Sin embargo, algunos insisten en que esta recomendación es demasiado baja y proponen que las personas tomen dosis más altas para mantener los niveles de vitamina D en sangre por encima de 30 ng / ml (75 nmol / l). En cualquier caso, todos los expertos coinciden en que las personas de edad avanzada, que tienen un riesgo elevado de caídas y fracturas, deben complementar en más cantidad esta  recomendación.

Conclusión: La vitamina D ayuda a aumentar la absorción de minerales que son importantes para la salud ósea. Los niveles más altos también pueden reducir el riesgo de fracturas, limitar la pérdida ósea y mejorar la recuperación de las fracturas.

  1. Reduce el riesgo de diabetes

La diabetes es un trastorno en el que su cuerpo no puede procesar carbohidratos normalmente. Existen varios tipos de diabetes, pero el tipo 1 y la diabetes tipo 2 son los más comunes. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune generalmente diagnosticada durante la niñez o la adolescencia, mientras que la diabetes tipo 2 usualmente ocurre más tarde en la vida y está relacionada con el estilo de vida. Curiosamente, la vitamina D puede ayudar a reducir el riesgo de ambos tipos de diabetes.

Diabetes tipo 1 en niños La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune genética que destruye las células beta productoras de insulina en el páncreas.

Por esta razón, los diabéticos tipo 1 deben inyectarse insulina varias veces al día para asegurar que su nivel de azúcar en la sangre se mantenga a un nivel saludable.

Aunque la diabetes tipo 1 tiene un gran componente genético, ciertos factores ambientales -quizá incluyendo la baja ingesta de vitamina D- pueden actuar juntos para promover la enfermedad. Por ejemplo, estudios muestran que los bebés y niños pequeños que toman suplementos de vitamina D pueden tener un 29-88% menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 que los niños que no reciben suplementos.

La dosis diaria recomendada es de 10 mcg (400 UI) de vitamina D para los lactantes 0-12 meses y 15 mcg (600 UI) para la mayoría de los niños y adultos. Sin embargo, muchos argumentan que estas recomendaciones son demasiado bajas, con un estudio observando que sólo dosis diarias de 50 mcg (2.000 UI) y superiores reducen con éxito el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1.

Dicho esto, pocos estudios han investigado hasta ahora el vínculo entre la vitamina D y la diabetes tipo 1. Se necesitan más investigaciones antes de poder sacar conclusiones sólidas.

Diabetes tipo 2 en niños, adolescentes y adultos La diabetes tipo 2 es una enfermedad que se desarrolla con el tiempo.

Puede ocurrir si su páncreas deja de producir suficiente insulina, o si su cuerpo desarrolla una resistencia a la insulina – o ambos. Curiosamente, los niveles de vitamina D pueden desempeñar un papel importante contra en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Los expertos creen que la vitamina D puede proteger contra la diabetes tipo 2 al reducir la resistencia a la insulina, aumentar la sensibilidad a la insulina y mejorar la función de las células responsables de la producción de insulina. De hecho, dos estudios recientes informan que las personas con niveles bajos de vitamina D en la sangre pueden tener un riesgo hasta un 55% mayor de desarrollar diabetes tipo 2.

Además, los adultos que consumían al menos 12.5 mcg (500 UI) de vitamina D por día parecían beneficiarse de un riesgo 13% menor de desarrollar diabetes tipo 2 que los que consumían regularmente menos de 5 mcg (200 UI) por día ).

Resultados similares también se encontraron en niños deficientes en vitamina D y adolescentes con resistencia a la insulina. En otro estudio, los diabéticos de tipo 2 que recibieron vitamina D de 1.250 mcg (50.000 UI) por semana tuvieron una disminución del 5-21% en los niveles de azúcar en sangre en ayunas y resistencia a la insulina durante el período del estudio de dos meses.

Es importante mencionar que no todas los estudios coinciden en los efectos protectores de tomar suplementos de vitamina D. Aunque es posible que no todos los diabéticos tipo 2 se beneficien de tomar suplementos de vitamina D, parece particularmente beneficioso para aquellos con control de azúcar más bajo en la sangre .

Conclusión: Los niveles adecuados de vitamina D pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 y tipo 2. En ciertos casos, los suplementos de vitamina D también pueden ayudar a mejorar el control de azúcar en la sangre en los diabéticos tipo 2.

  1. Podría mejorar la salud del corazón

La vitamina D puede ayudar a mejorar la salud de su corazón y reducir la probabilidad de ataques al corazón. En un estudio, los hombres con niveles sanguíneos inferiores a 15 ng / ml (37 nmol / l) tenían el doble de probabilidades de sufrir un ataque al corazón que aquellos con niveles de 30 ng / ml (75 nmol / l) o superior.

En otro estudio, la probabilidad de desarrollar enfermedad cardiaca fue 153% mayor para las personas con niveles de vitamina D en la sangre por debajo de 15 ng / ml (37 nmol / l). El riesgo más alto se observó en individuos con niveles bajos de vitamina D que también tenían presión arterial alta.

Dicho esto, aunque los niveles bajos de vitamina D en la sangre están a menudo relacionados con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, muchos estudios no logran encontrar un menor riesgo de tomar suplementos de vitamina D.

Los expertos especulan que otros factores relacionados con un buen estado de vitamina D pueden estar en juego, como el tiempo que pasan al aire libre o una preferencia por bebidas enriquecidas con vitamina D en lugar de refrescos.

Por lo tanto, aunque tomar suplementos de vitamina D puede ser beneficioso por otras razones, el aumento de sus niveles a través de opciones de estilo de vida todavía parece ser la mejor estrategia contra las enfermedades del corazón.

Conclusión: Las personas con un buen estado de vitamina D tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Sin embargo, tomar suplementos no parece tener un efecto.

  1. Puede reducir su riesgo de ciertos cánceres

Mantener niveles adecuados de vitamina D puede tener algunos beneficios para prevenir el cáncer. De hecho, varios estudios sugieren que los individuos con niveles más altos tienen un riesgo más bajo de ciertos tipos de cáncer.

Dos estudios recientes informan que aquellos con niveles adecuados de esta vitamina pueden tener un riesgo hasta un 25% menor de desarrollar cáncer de vejiga.

Los niveles más altos de vitamina D también pueden reducir el riesgo de morir por la enfermedad. De manera similar, varios otros estudios demuestran que el mantenimiento de niveles más altos de vitamina D en sangre puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer colon-rrectal .

Además, algunos estudios informan que la vitamina D puede desempeñar un papel importante en la disminución de la progresión del cáncer. Dicho esto, todavía no está claro si tomar suplementos de vitamina D proporciona algún beneficio contra el cáncer.

De hecho, varios estudios no encontraron efectos protectores contra el cáncer después de que los participantes tomaron suplementos de vitamina D, a pesar de haber aumentado los niveles en la sangre.

En suma, se necesitan más estudios para determinar la causa y el efecto, así como el verdadero valor de tomar suplementos de vitamina D como una estrategia contra el cáncer.

Hasta entonces, puede ser aconsejable concentrarse en mantener niveles adecuados de vitamina D a través de opciones de estilo de vida que se sabe que reducen el riesgo de cáncer. Por ejemplo, a través de una dieta saludable y actividad física regular – preferiblemente al aire libre.

Conclusión: La vitamina D puede desempeñar un papel en la prevención del cáncer. Sin embargo, se necesitan más estudios para determinar su papel exacto.

  1. Puede reducir el riesgo de muerte prematura

La vitamina D puede ayudarle a vivir una vida más larga. De hecho, varios estudios describen un vínculo notablemente consistente entre los niveles de vitamina D en la sangre y el riesgo de morir prematuramente.

Por ejemplo, el grupo Cochran (organización gubernamental de varios científicos sin ánimo de lucro) hizo una revisión científica donde examinó 50 estudios controlados aleatorios – esta es la regla de oro para los científicos. Se encontró que las personas que tomaban suplementos de vitamina D tenían un riesgo 6% menor de muerte prematura .

Por lo tanto, aquellos que reciben suficiente vitamina D a través del sol, su dieta o suplementos puede ser añadir unos cuantos años más a sus vidas.

Conclusión: Mantener buenos niveles de vitamina D puede reducir ligeramente el riesgo de morir prematuramente.

  1. Disminuye los síntomas de la depresión

Los investigadores ahora están descubriendo que la vitamina D también puede tener un efecto sobre la depresión. El papel exacto de la vitamina en el desarrollo de la depresión no se entiende completamente. Una teoría sugiere que la vitamina D aumenta la cantidad de serotonina en el cerebro, que es un contribuyente conocido a los sentimientos de bienestar y felicidad .

En consecuencia, una revisión de los estudios recientes informa que los niveles bajos de vitamina D pueden aumentar la probabilidad de depresión en un 131%. Sin embargo, la investigación hasta la fecha no ha proporcionado pruebas claras de que los suplementos de vitamina D sean eficaces para tratar o prevenir la depresión. Curiosamente, puede depender de la gravedad de los síntomas. Por ejemplo, los suplementos de vitamina D parecen más eficaces para reducir los síntomas en individuos con síntomas fuertes de depresión, pero menos eficaces en aquellos con síntomas moderados o leves. Sin embargo, se necesitan más estudios para apoyar estos efectos y determinar qué recomendaciones de suplementos son más efectivas.

Conclusión: La vitamina D puede ayudar a prevenir o reducir los síntomas de depresión, particularmente en individuos con síntomas fuertes.

  1. Aumenta la fuerza muscular

Estudios recientes muestran un vínculo entre la vitamina D, el crecimiento muscular y la fuerza, tanto en adultos como en los ancianos.

Una revisión reciente examinó los efectos de la vitamina D en adultos atléticos y no atléticos. Se encontró que aquellos que recibieron suplementos de vitamina D aumentaron ligeramente más la fuerza corporal superior e inferior que los que no recibieron suplementos.

Del mismo modo, varios estudios examinaron cómo la vitamina D afecta la fuerza muscular, el riesgo de caídas y la fragilidad en los ancianos. Una gran mayoría encontró que la suplementación llevó a mejores aumentos en la fuerza muscular y menos caídas que un placebo.

Las dosis diarias de 20-25 mcg (800-1.000 UI) parecen suficientes para causar mejoras en las personas mayores. Los beneficios parecen ser más fuertes en individuos con bajos niveles de vitamina D para empezar. Los estudios realizados en individuos más jóvenes informan usar dosis de vitamina D hasta ocho veces más altas.

Por lo tanto, es posible que dosis más fuertes pueden ser necesarios para ver cualquier aumento en la fuerza muscular en individuos más jóvenes. Sin embargo, se necesitan más estudios antes de que se puedan hacer recomendaciones definitivas.

Conclusión: Mantener buenos niveles de vitamina D puede ayudar a aumentar la fuerza muscular. También puede reducir el riesgo de caídas y fragilidad en los ancianos.

  1. Puede ayudar a prevenir y tratar la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune que afecta al cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos de los ojos. Ciertos estudios sugieren que los niveles adecuados de vitamina D en la sangre pueden ayudar a reducir el riesgo de EM hasta un 62%.

Las personas con EM que son capaces de mantener altos niveles de vitamina D pueden ralentizar la progresión de su enfermedad. Sin embargo, sólo se ha realizado un número limitado de estudios en esta población afectada con EM.

Conclusión: La vitamina D puede ayudar a reducir el riesgo de EM y ralentizar su progresión. Sin embargo, se necesitan más estudios.

Otros beneficios Durante la última década, la vitamina D se ha convertido en un tema especialmente popular de la investigación científica. Por esta razón, nuevos estudios que investigan los beneficios de la vitamina D están apareciendo continuamente en una amplia variedad de áreas. Algunos beneficios adicionales potenciales incluyen:

  1. Menos ataques de asma:

Dosis diarias de 7.5-30 mcg (300-1.200 UI) pueden disminuir la probabilidad de ataques de asma en niños en edad escolar .

  1. Prevención del resfriado común:

Tomar suplementos de vitamina D puede ayudar a reducir el riesgo de infecciones del tracto respiratorio superior (URTI).

  1. Mejora de la recuperación de la cirugía:

Niveles sanguíneos adecuados pueden ayudar a mejorar la recuperación después de la cirugía.

  1. Reducción del dolor crónico:

Los niveles adecuados de vitamina D pueden ayudar a disminuir el dolor en algunos, pero no en todos, los individuos que sufren de dolor crónico.

  1. Promoción de partos saludables:

Tomar suplementos de vitamina D durante el embarazo puede ayudar a aumentar la duración y el peso de los bebés al nacer.

  1. Protección contra la enfermedad de Parkinson:

Niveles sanguíneos más altos pueden reducir el riesgo de desarrollar Parkinson

  1. Reducción de la disminución mental relacionada con la edad:

Los niveles sanguíneos adecuados pueden reducir el riesgo de deterioro mental entre los ancianos . Es importante señalar que la investigación sobre los beneficios mencionados anteriormente es generalmente escasa. Además, la forma en que se diseñaron algunos estudios hace imposible determinar si los bajos niveles de vitamina D causan realmente los efectos adversos.

Conclusión: Los niveles adecuados de vitamina D están vinculados a una variedad de beneficios para la salud. Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmar estos beneficios.

Comparta este mensaje con quien crea la pueda necesitar La vitamina D desempeña varios papeles importantes en el cuerpo.

Por lo tanto, mantener niveles adecuados – ya sea a través de alimentos, exposición al sol o suplementos – es muy importante para una salud óptima. En realidad es muy común que la gente tenga deficiencia sin saberlo. Por esta razón, es una buena idea para revisar sus niveles de vitamina D verificados por un médico.

Aquellos que son deficientes e incapaces de aumentar la exposición al sol deben considerar fuertemente tomar un suplemento, preferiblemente con la forma D3 de la vitamina. Las recomendaciones de dosificación pueden variar de persona a persona.

Hable con su médico o dietista. Aquellos que eligen aumentar sus niveles de vitamina D del sol deben asegurarse de evitar la exposición excesiva, cosa que puede conducir a quemaduras.

Apuntate en recepcion para nuestra clase sobre el sol y sabras como y cuando exponerte