hygiene emocional

Estaba en la universidad por aquel entonces. En Alicante. Entre teoremas, números y bibliotecas, entre experiencias, sexo e ilusiones. Me recuerdo sentado en clase con la preocupación en la silla de la izquierda, el esfuerzo a la derecha y la responsabilidad en el pupitre trasero acariciando insistentemente mis tímpanos.

Me acostumbré a escuchar sin atención, a asentir sin conciencia y a complacer a otros. Experimenté vivir con un portero de discoteca en mi mente que sólo dejaba entrar en ella ideas que fueran con zapatos y camisa. Mis palabras estaban repletas de yo nuncas y de valores envueltos con papel Albal…

Pelicula