Sácale a tu cuidado Quiropráctico provecho

¿Por qué algunos se enferman?

Todos los niños aprenden en la escuela que Thomas Edison inventó la bombilla. Sin embargo, pocos saben quién descubrió la Quiropráctica. Pero lo más fascinante es por (para) qué fue descubierta la Quiropráctica.

Si retrocedemos más de cien años , a una época en la cual «los medicamentos de patente» florecían. Éstos fueron vendidos a menudo como modos de curación cuyos ingredientes activos eran por lo general el alcohol, la cocaína, el arsénico y otras tantas sustancias peligrosas.

Mientras tanto, un sanador (uno que cura con las manos), experimentador y pensador libre, de nombre Daniel David Palmer en Davenport, Iowa  se hizo una pregunta sencilla:
«Yo quiero saber por qué dos personas que comen en la misma mesa y trabajan en la misma tienda, una está enferma pero la otra no. ¿Por qué?

¿Qué diferencia había en las dos personas que hizo que una tuviera neumonía, catarro, fiebre tifoidea o reumatismo, mientras que su compañero, en una situación similar, había evitado esas condiciones ¿Por qué? «En un momento en que se culpaba a los gérmenes de casi todas las enfermedades, esa forma de pensar era muy innovadora en materia de salud. Los gérmenes por sí solos no podrían ser la causa de las enfermedades, de lo contrario todo el mundo estaría enfermo.

La Quiropráctica llegó a existir poco después. DD Palmer descubrió que es más inteligente mirar a la persona con la enfermedad, en lugar de la enfermedad dentro de la persona. ¡un  pensamiento revolucionario para aquellos entonces! – y todavía siguen siendo revolucionario!

Las causas de las subluxaciones

A veces, un mal día en la oficina es todo lo que se necesita para que haya interferencia con su sistema nervioso.

Su columna vertebral no solamente le ayuda a permanecer de pie, también le debe permitir moverse al mismo tiempo que lo hacen las comunicaciones nerviosas vitales entre su cerebro y su cuerpo. La médula espinal y las raíces nerviosas son la parte más vulnerable de su sistema nervioso. Es por eso que estamos tan interesados ​​en su columna vertebral. Si la columna no está funcionando correctamente, el sistema nervioso probablemente no lo esté haciendo tampoco, ¡incluso si se siente muy bien y no tiene ningún síntoma exteriormente visible!

Hay muchas causas de las subluxaciones vertebrales, que se dividen en tres grandes categorías. Estas son algunas de las causas más frecuentes que nuestros pacientes han mencionado:

Físico

Nacer
Aprender a caminar
Rastrillar las hojas
Acarrear tierra
Entrar en su coche
Sentarse en su cartera del bolsillo del pantalón
Las camas inadecuadas de hotel
Los deportes de contacto
zapatos de tacón alto
Barrer el garaje o la casa

Accidentes de coche
Una mala almohada

Mental

Obtención de malas noticias
Las fechas límite
Estrés
Sentirse presionado
Entrevista de trabajo
Frustración
Los días de fiesta
Pagar las cuentas
Llegar tarde
Su suegra
Funerales
Una multa por exceso de velocidad

O cualquier otra situación que a usted le cause estrés

Químico

Drogas
Los relajantes musculares
Alcohol
Pastillas para el dolor
El humo del cigarrillo
Los vapores de pintura u otros productos químicos
Píldoras para dormir
Los conservantes
Las reacciones alérgicas
Demasiado café
Anestesia

¡Uno o varios de estos factores pueden ser una causa de los dolores de cabeza y dolores de cuello que ha estado sufriendo durante meses! Un accidente de tráfico o lesiones deportivas son las causas obvias de subluxaciones, pero a veces sólo se necesita un mal día en el trabajo.

El dolor no es el problema

Muchas personas comienzan el cuidado quiropráctico debido a un dolor o a un mal estar.

El dolor puede ser una distracción, debilitante, irritante o molesto.

El dolor puede ser crónico, agudo, intenso o intermitente.

El dolor puede ser agudo o sordo y puede ser localizado o general.

El dolor puede ser un dolor, pero ¡el dolor no es el problema!

El dolor es un síntoma, una señal, un signo, un indicador, una advertencia.

El dolor no es un problema sino un aviso como lo son un semáforo o su reloj de alarma sacudiéndole para que se despierte.

Aunque el significado que atribuimos al dolor es el de un problema. Cuando nos entrevistamos con los pacientes de la consulta que tienen dolor, nuestro primer pensamiento es que debe haber excedido un límite físico, químico o emocional al que ya no pueden adaptarse.

Por lo tanto, no nos interesaremos ​​en el dolor, sino que estaremos más interesados ​​en lo que fue la causa subyacente del dolor: Si acaba de suceder, si ha estado presente desde hace mucho tiempo, en qué circunstancias apareció.

Además, ¿qué cambio(s) debe comenzar a cambiar para evitar esto en el futuro? ¿Conoce a alguien que piensa que el dolor es un problema? Por favor, envíenlo a nuestra consulta. Porque para nosotros, ¡el dolor nunca es un problema!

 Mantenga su cita

Mantenga sus citas para obtener los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Su plan de cuidado está diseñado para producir los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Un camino intermedio

La parte más importante de su cuidado son sus ajustes quiroprácticos. Cada visita se basa en las anteriores, por lo que faltar a una visita puede perjudicar los resultados que usted espera.

Si no se ajusta con regularidad, no tendrá suficiente «impulso» para reducir los patrones negativos en la columna vertebral. Su programación de visita es personalizado y adaptado a su situación de salud en particular. Nuestro deseo es producir el efecto curativo más eficaz. Ni demasiado seguido ni demasiado alejado.

Tirar la toalla

Es especialmente importante para mantener la constancia a medida que comience a sentirse mejor. Puede tener la tentación de tirar la toalla y abandonar su cuidado antes de lo recomendado, ¡ sepa que interrumpir su cuidado en el momento en que los cambios más significativos estén ocurriendo causará un efecto contrario a lo que espera!

Mantenga sus citas para obtener los mismos resultados que millones de personas actualmente disfrutan de la atención quiropráctica.

Consultar estudio sobre los anticonceptivos

El 11 de octubre de 2000 en la Revista de la Asociación Médica de Estados Unidos, viene un artículo informando sobre un estudio relacionado con el uso de anticonceptivos orales para mujeres.

La conclusión de los investigadores fue que, «Los resultados sugieren que las mujeres que han utilizado alguna vez  anticonceptivos orales y que también tiene un pariente en primer grado con cáncer de mama pueden estar en riesgo particularmente alto de cáncer de mama.» 

Las conclusiones de los autores añadieron además: «Entre hermanas e hijas de mujeres con cáncer de mama, los usuarios de la píldora eran tres veces más propensos a contraer la enfermedad que los no usuarios.»