28 MERIENDAS SALUDABLES PARA LOS PEQUES DE CASA

  Los niños en edad de crecer, a menudo tienen hambre entre las comidas. Sin embargo, muchos bocadillos envasados para los niños son extremadamente insalubres. Estos bocadillos están a menudo llenos de harina refinada, azúcares añadidos e ingredientes artificiales. El tiempo de la merienda es una gran oportunidad para colar algunos nutrientes adicionales en la dieta de su hijo. En lugar de bocadillos altamente procesados, llene el estómago de su niño con alimentos sanos que le proporcionarán energía y nutrición. Aquí tiene una lista de aperitivos para niños que son saludables y deliciosos:

  1. Yogur

El yogur es una excelente merienda para los niños porque es una buena fuente de proteínas y calcio. El calcio es especialmente importante para los huesos en desarrollo de los niños, aunque el deporte hasta los 18 será determinante para el calcio de sus huesos. Algunos yogures también contienen bacterias vivas, que benefician al sistema digestivo. La mayoría de los yogures comercializados para los niños son altos en azúcar. En su lugar, elija yogur entero, con su grasa y endulzaremos con fruta fresca o un chorrito de miel. Sin embargo, asegúrese de no dar miel a los niños menores de 12 meses de edad, ya que pueden desarrollar una enfermedad grave llamada botulismo   Yogur griego con bayas

  1. Palomitas de maíz

Usted podría considerar que las palomitas de maíz  sean una comida basura, las comerciales llevan aditivos poco saludables, pero las hechas en casa en realidad son un alimento nutritivo. Siempre y cuando no se envuelvan en coberturas poco saludables, las palomitas de maíz puede ser una merienda saludable para los niños. Puede hacer sus propias palomitas de maíz, espolvorear con un poco de mantequilla o un poco de queso parmesano rallado en la parte superior. Sin embargo, tenga cuidado al ofrecer palomitas de maíz a los niños más pequeños, ya que puede ser un peligro de asfixia. little-girl-eating-popcorn

  1. Apio con mantequilla de cacahuetes y pasas

El apio con mantequilla de cacahuete y pasas, es una manera divertida  de que su hijo coma un vegetal. Cortar un tallo de apio en tres o cuatro piezas, y luego extender la mantequilla de cacahuete dentro del apio. Coloque unas cuantas uvas pasas encima de la mantequilla. Estos tres alimentos combinados proporcionan un buen equilibrio de carbohidratos, proteínas y grasas.

  1. Frutos Secos

Las nueces son altas en grasas saludables, junto con fibra y antioxidantes. La grasa saludable es importante porque ayudan en el crecimiento en los niños . Los médicos solían recomendar evitar las nueces de los niños debido al riesgo de una reacción alérgica, pero la evidencia más reciente sugiere que la introducción de frutos secos a una edad temprana reduce el riesgo de ésta. Sin embargo, las nueces pueden ser un peligro de asfixia, así que asegúrese de que su hijo es capaz de manejar la textura antes de dar nueces como un aperitivo.   Cacahuetes snack para los peques

  1. Cóctel frutas deshidratadas y frutos secos

Mientras su hijo no sea alérgico a los frutos secos, la mezcla de frutos y frutas secas es una merienda saludable para que los niños coman en cualquier lugar. La mayoría de cócteles comerciales contienen caramelo y chocolate, que son altos en azúcar, pero usted puede hacer fácilmente su propia mezcla. Para una versión más saludable, mezcle frutas deshidratadas, frutos secos y cereales de grano entero.     Frutos secos deshidratados

  1. Rebanadas de peras con queso Ricotta

Las peras son una golosina dulce y fácil para que su hija coma un poco si las corta en rodajas. Las peras son ricas en fibra y compuestos vegetales beneficiosos. Separe cada rodaja con queso ricotta para agregar una fuente deliciosa de proteína y calcio a la merienda de su hijo.

  1. Queso Cottage

El requesón es un queso fresco y cremoso lo suficientemente blando para que incluso los bebés lo consuman. El requesón es rico en proteínas y es una buena fuente de selenio, vitamina B12 y calcio. La vitamina B12 es importante para el crecimiento adecuado y el desarrollo cerebral en los niños. Puede servir queso cottage sólo o cubrirlo con frutas frescas o secas o untar una capa cremosa en tostadas de trigo integral.

  1. Gachas de avena

Las gachas de avena es un desayuno saludable para los niños, pero también es un buen aperitivo. La avena es alta en fibra soluble, lo que aumenta el número de bacterias beneficiosas en el tracto digestivo, junto con otros beneficios para la salud. Evite los paquetes de avena empaquetada con sabor, porque son altos en azúcar, y haga su propia con avena entera. Añadir un una pizca (1/8 de cucharadita) de canela y algunas manzanas en cubitos para endulzar. Si usted hace las gachas de avena con leche en lugar de agua, añadirá un poco de proteína adicional y calcio.   Una merienda saludable para los niños

  1. Una pieza de queso

El queso se compone principalmente de proteínas y grasas, y es una buena fuente de calcio. Los estudios han demostrado que comer queso y otros productos lácteos se asocia con una  dieta de mejor calidad. Los alimentos lácteos grasos o enteros contribuyen significativamente a los requerimientos nutricionales del niño respecto al calcio, el magnesio, la vitamina A y la vitamina D . El queso proporciona a los niños proteínas de alta calidad, que son necesarias para un crecimiento adecuado. La proteína también les ayudará a sentirse lleno entre las comidas. Curiosamente, algunos estudios han encontrado que los niños que comen queso tienen menos probabilidades de tener caries .

  1. Pita de Vegetales

Algunos padres piensan que es difícil conseguir que sus hijos coman vegetales. Pero si lo hacen divertido,los niños están más abiertos a probar las verduras. Extienda un poco de hummus en la pita de trigo integral y corte las verduras crudas, como zanahorias, pepinos, lechuga y pimientos. Deje que su hijo escoja unas verduras y llene la pita. Las verduras contienen importantes vitaminas y minerales, y muchos niños no comen suficiente de éstos.

  1. Batido de frutas

Un batido de frutas es una buena manera de nutrirse con  una gran cantidad de nutrientes en un pequeño aperitivo. También puede agregar verduras a un batido. Con el dulzor de la fruta, los niños ni siquiera se dan cuenta de que están allí.   Use ingredientes enteros y frescos en su batido y evite poner zumos de fruta embotellados, porque son ricos en azúcar. Hay innumerables combinaciones que puede probar, aquí hay una receta de batido para empezar: Batido de frutos del bosque Ingredientes: 2 tazas de espinacas frescas 2 tazas de frutos del bosque congeladas 1 taza de yogur natural 1 taza de leche entera o leche de almendras 1 cucharada de miel Indicaciones: Agregue todos los ingredientes a una licuadora y mézclelos hasta que estén suaves. Hacer cuatro porciones.   Batido frutas

  1. Huevos duros

Mantenga los huevos duros en la nevera para preparar un bocadillo rápido de alta proteína para sus hijos. Los huevos son altamente nutritivos y un excelente aperitivo para los niños. Proporcionan proteínas de alta calidad y varias vitaminas y minerales, incluyendo vitamina B12, riboflavina y selenio . Los huevos también contienen luteína y zeaxantina, dos carotenoides que son beneficiosos para la salud ocular. Además, son una de las mejores fuentes alimenticias de colina, una vitamina que es necesaria para el desarrollo adecuado del cerebro.

  1. Galletas de avena del plátano

Las galletas caseras del plátano son un bocado sano para los niños, y les gustará como si fueran un regalo. Estas galletas obtienen su gusto dulce del puré de plátanos, en lugar de azúcar refinado. Los azúcares refinados se asocian con problemas de salud en los niños, como el aumento de los factores de riesgo de enfermedades del corazón, la obesidad infantil y la diabetes tipo 2   Galletas de avena del plátano Ingredientes: 3 plátanos maduros en puré 1/3 taza de aceite de coco 2 tazas de copos de avena 1/2 taza de trocitos de chocolate o frutos secos 1 cucharadita de vainilla Indicaciones: Mezclar todos los ingredientes en un recipiente. Coloque las cucharadas de la mezcla de galletas en una bandeja para galleta engrasada y hornee durante 15-20 minutos a  aproximadamente 175 ° C.   Bolitas de avena para merendar

  1. Uva pasas

Las pasas son uvas secas. Contienen casi todos los nutrientes que se encuentran en las uvas frescas, pero en un formato más pequeño. Las pasas contienen una cantidad decente de hierro, que es un nutriente que muchos niños no reciben suficiente en sus dietas. El cuerpo requiere una cantidad adecuada de hierro para transportar oxígeno por todo el cuerpo. Además, las pasas contienen compuestos vegetales, incluyendo el ácido oleanólico, que pueden proteger los dientes de los niños de las caries evitando que las bacterias se adhieran a los dientes. Los paquetes de pasas es una merienda fácil de llevar encima  y son mucho más saludable que la mayoría de los alimentos comprados ya embolsados.

  1. Rollos de Pavo y Aguacate

Un rollito de pavo y aguacate es una merienda saludable y fácil de comer. El pavo es una buena fuente de proteínas, la cual es responsable de la construcción y reparación de tejidos en el cuerpo. La proteína también es muy saciante, lo que puede ayudar a los niños a sentirse llenos entre comidas. Y los aguacates están llenos de grasas saludables para el corazón, junto con fibra, ácido fólico, vitaminas C y K, ácido pantoténico, potasio y varios antioxidantes. Para hacer un rollito de pavo y aguacate, primero pele y corte un aguacate. Enjuague suavemente las rodajas en jugo de limón para evitar que se oxiden. Envuelva una loncha de pavo alrededor de cada rebanada de aguacate y listo!

  1. Boniato al horno

Los boniatos son una de las fuentes más ricas de vitamina A, un nutriente que contribuye a la salud de los ojos y la piel. Los boniatos hechos en casa, cocidos al horno son una alternativa nutritiva a las patatas fritas. Boniatos. Ingredientes: 1 Boniato fresco 1 cucharadita de aceite de oliva Sal Marina Indicaciones: Pelar y cortar la batata o boniato en forma de stick. Mezcle los boniatos en aceite de oliva y espolvoree con sal marina. Hornee en una bandeja para horno a 218 °C durante 20 minutos.   Boniato tostado para dipear como snack

  1. Encurtidos

Las salmueras o encurtidos son pepinos que han sido fermentados en sal y agua. Son una buena fuente de vitamina K, y también contienen bacterias probióticas, que son buenas para el sistema digestivo . Los encurtidos que contienen vinagre no contienen probióticos, así que mirar en la sección refrigerada de la tienda de comestibles para encurtidos que contienen cultivos vivos. Evite los encurtidos dulces, que contienen azúcares añadidos

  • Chips de col Kale rizada

La col kale se considera un súper alimento porque está lleno de nutrientes con apenas calorías. De hecho, los niños pueden obtener toda la vitamina A, C y K que necesitan en un día en una sola taza de col. No es de extrañar, la mayoría de los niños no saltanán de alegría con la oportunidad de comer col rizada. Pero los chips de col rizada son un sabroso bocado que puede cambiar la idea de su hijo sobre la col Kale. Ingredientes: Un manojo pequeño de col Kale 1 cucharada de aceite de oliva 1 cucharadita de ajo en polvo 1/4 cucharadita de sal   Indicaciones: Cortar la col rizada en trozos, lavar y secar bien. Mezcle la col rizada en el aceite de oliva y los condimentos. Extiéndalo en una bandeja y hornee a alrededor de 175 ° C durante 10-12 minutos.   chips de col Kale

  1. Zanahorias y Hummus

La mayoría de los niños les encanta dipear, y proporcionarles una merienda saludable es una excelente manera de hacer que los niños coman sus verduras. El hummus es una opción. Es una crema espesa  hecha de garbanzos, que contienen fibra, ácido fólico y un montón de antioxidantes. Hummus sabe delicioso acompañado de palitos de zanahoria u otras verduras crudas.   hummus para merienda

  1. Bolas de Cereales

Las bolas de cereales tienen gusto de galleta, pero se hacen con los ingredientes integrales y nutritivos. Usted puede hacer esta merienda con semillas de linaza o semillas enteras de chia, que son una fuente de fibra, proteínas y antioxidantes. Son una alternativa más sana a las barras comerciales, que generalmente son altas en azúcar e ingredientes artificiales. Bolas de cereales energéticas Ingredientes: 1 taza de avena 1/3 taza de miel sin filtrar 1/2 taza de mantequilla de almendra 1/2 taza de linaza molida o semillas de chía entera 1 cucharadita de vainilla 1/2 taza de fruta seca Indicaciones: Mezclar todos los ingredientes en un tazón grande. Amase la mezcla en bolitas pequeñas y póngalas a refrigerar. Para una fiesta, reemplace la fruta seca por  virutas de chocolate negro.

  1. Pimientos y Guacamole

Los pimientos son naturalmente dulces y altamente nutritivos. Proporcionan una buena fuente de fibra, vitamina C y carotenoides. Los carotenoides son productos  vegetales con múltiples beneficios para la salud, incluyendo la mejora de la vista. Los pimientos tiene un sabor delicioso untados en guacamole, una crema hecha de puré aguacates.

  1. Crackers integrales y mantequilla de frutos secos

Usted puede hacer sus propios crackers untando un poco de mantequilla de frutos secos, como la mantequilla de almendras, en los crackers integrales. Esta merienda tiene un buen equilibrio de proteínas, carbohidratos y grasas. Sin embargo, elija con cuidado los cracker para sus niños. Muchas crackers están llenos de harina refinada, aceites hidrogenados e incluso azúcar. En su lugar, elija los hechas con 100% de granos integrales y semillas y evite los crackers con azúcar añadido.   Cracker con mantequilla de frutos secos

  1. Una pieza de fruta

Un trozo de fruta es una merienda conveniente y saludable para los niños. La mayoría de las frutas contienen fibra y nutrientes importantes como las vitaminas A y C y potasio. Los plátanos, las manzanas, las peras, las uvas, los melocotones y las ciruelas son ejemplos de frutas que pueden usarse para los tentempiés. Corte las frutas como la piña, el melón y el mango en trozos de tamaño pequeño y guárdelos en pequeños recipientes para las posibles meriendas.

  1. Mantequilla de cacahuete y Quesadilla de plátano

Una quesadilla hecha con mantequilla de cacahuete y plátano es una merienda sana y sabrosa. La mantequilla de cacahuete es una gran manera de dar a su niño una fuente de grasas sanas y con una cierta proteína. Y los plátanos son una buena fuente de potasio y vitamina B6, además de contener una buena cantidad de fibra. Esta receta sencilla combina la mantequilla de cacahuete y los plátanos en un delicioso aperitivo. Ingredientes: 1 Tortita de trigo entero 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete 1/2 de un plátano 1/8 cucharadita de canela Indicaciones: Extender la mantequilla de cacahuete sobre toda la tortita. Cortar el plátano y colocar las rodajas en la mitad de la tortita. Espolvorear la canela sobre los plátanos y doblar la tortilla por la mitad. Cortar en triángulos antes de servir.

  1. Aceitunas

Las aceitunas son ricas en grasas saludables y llenas de poderosos antioxidantes. Los antioxidantes son importantes porque protegen al cuerpo de las moléculas dañinas llamadas radicales libres. Las aceitunas son suaves y fáciles de comer para los niños. Asegúrese de comprar olivas sin hueso para los niños o quitar el hueso antes de servirlos. Diferentes variedades de aceitunas tienen su propio sabor único. Si usted nunca ha ofrecido aceitunas a su hijo antes, comience con aceitunas negras de sabor suave.

  1. Dipas de Manzana y Mantequilla de Cacahuete

Las rebanadas de manzana y la mantequilla de cacahuete son una deliciosa combinación. La piel de una manzana contiene pectina, una fibra soluble que alimenta las bacterias intestinales amigables y mejora la salud digestiva. La mantequilla de cacahuete tiene una consistencia gruesa, que puede ser difícil para que los niños la utilicen para dipear. Así que mezcle un poco de yogurt entero con dos cucharadas de mantequilla de cacahuete para hacer una salsa suave y cremosa para las rebanadas de manzana.

  1. Polos de frutas

Los helados de frutas congeladas son un delicioso regalo para los niños, y en realidad son bastante saludables. La mayoría de los polos comprados en tiendas están llenos de azúcar refinado o jarabe de maíz de alta fructosa y sabores artificiales. Pero usted puede fácilmente hacer su propio polo en casa, y sus hijos probablemente disfrutarán ayudando. Puré de frutas o frutos del bosque congeladas y una pequeña cantidad de jugo de fruta en una licuadora. Vierta la mezcla en moldes de helado o pequeñas tazas de plástico. Cubra con papel de aluminio e insertar un palito en los polos a través de la hoja. Congele durante la noche.   Polos de zumo de fruta natural para merendar

  1. La mitad de un bocadillo

Los sándwiches no tienen que ser sólo para la hora de comer. La mitad de un bocadillo también puede hacer una merienda saludable para los niños. Para hacer un sándwich saludable, comience con pan de trigo integral, escoja una fuente de proteína e incluya una fruta o verdura, si es posible. Éstos son algunos ejemplos de combinaciones saludables sándwich: Jamón, queso cheddar y manzanas en rodajas finas Queso mozzarella y rodajas de tomate Mantequilla de cacahuete y rodajas de plátano Pavo, queso suizo y encurtidos   www.quiropractica1.com