Saltear al contenido principal
Mataro Protusion Discal Tratamiento

Mataro Protusion Discal Tratamiento

La hernia discal: LA PLAGA DE NUESTRA SOCIEDAD El término hernia discal es muy conocido, pero su significado y sus implicaciones lo son menos. Una hernia es la salida de un órgano fuera de su cavidad. En el caso de una hernia discal, es una parte del disco (el núcleo carnoso) que sale detrás de la columna vertebral.

En la parte posterior se encuentra la médula espinal y los nervios que transmiten los impulsos nerviosos (la corriente eléctrica del cuerpo) así como los músculos para que todos los órganos del cuerpo funcionen. Una hernia puede causar presión en las estructuras nerviosas y causar muchos problemas. Se pueden encontrar a lo largo de toda la columna, pero en general en la región lumbar o el cuello.

En la mayoría de los casos, los síntomas de una hernia discal son el dolor intenso, la sensación de quemadura en una pierna o un brazo, siguiendo un camino preciso (un dermatoma) con o sin dolor en la parte baja de la espalda o el cuello. También hay algo de pérdida de fuerza en ciertos músculos y pérdida de reflejos.

Las causas de una hernia de disco son numerosas. Los síntomas pueden aparecer de repente después de un esfuerzo considerable o incluso sólo al agacharse para atarse los zapatos. Hay que entender que es la acumulación de estreses diversos (movimientos repetitivos, malas posturas, caídas) durante un largo período y que predisponen al paciente a desarrollar una hernia.

A veces, el paciente tendrá episodios importantes de dolor de espalda que pueden ser precursores de futuros problemas. Estos episodios deben ser tratados, ya que incluso si los síntomas desaparecen, el cuerpo se adapta y se compensa.

El objetivo del tratamiento quiropráctico se basa en reducir los síntomas y mejorar la función de las lumbares o el cuello para asegurarse de que la hernia es absorbida y evitar recaídas.

Los tratamientos consisten en ajustes vertebrales de la columna, ejercicios y el hielo para disminuir la inflamación. Los tratamientos quiroprácticos son seguros y efectivos en los casos de dolor de espalda y hernias discales. Como parte de un estudio sobre el cuidado de la quiropráctica, el 90% de los pacientes con problemas de hernia discal sintomática han visto mejorar su condición y un 75% de ellos mostraron una evolución clínica significativa.

Dr Marc Bony www.subluxacion.com

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba