Llevar zapatos de tacón.

Sin embargo, el hecho de lucir unas piernas esbeltas y estéticas, vistiendo unos zapatos de tacón alto, tiene sus consecuencias. Éstas, van desde las malformaciones en pies y rodillas, hasta daños irreversibles en la columna vertebral que, en muchas ocasiones, acaba en el quirófano. Los zapatos de tacón alto generan que el pie sostenga el peso del cuerpo en un sólo punto, lo que crea un desequilibrio y por consecuencia, una alteración biomecánica por el exceso de trabajo que hacen los músculos y huesos. pies   Lleva Zapatos de tacón mejor evitar si queremos mantener nuestro pie con buena salud y nuestra columna tambien. Marc Bony,DC