¿CÓMO ERA TU VIDA ANTES DE ACUDIR AL QUIROPRÁCTICO?

Yolanda.- Mi historia con la quiropráctica comenzó por el hecho de padecer durante 10 años un dolor nocturno a partir del cual, cada vez que cambiaba de postura, me despertaba por las noches; ello me repercutía en mi día a día con un estrés tanto físico como psicológico.

A nivel personal y profesional no estaba bien porque no descansaba bien debido al dolor. Mi camino pasó por ir a muchos especialistas. Fui a traumatólogos, neurocirujanos, osteópatas, hice acupuntura… pero ninguno me solucionaba el problema. Estuve a punto de entrar en quirófano por recomendación del neurocirujano que detectó una hernia pero yo sabia que ese no era el problema porque me había hecho pruebas durante 10 años y no había salido la hernia.

Ya se sabe lo que supone no descansar ninguna noche seguida y como te sientes cuando no eres capaz ni de ponerte unas botas, ni poder coger a tus hijos en brazos ni poder jugar con ellos.

Sergio.- Sí, recuerdo que todas las mañanas le tenia que poner yo los zapatos porque ella no podía y cuando nos llevaba al colegio conducía muy recta y no se podía agachar. Ahora puede ponerse sola los zapatos y conduce muy bien.

Quiropractica | Mataro

¿CÓMO CONOCISTE LA QUIROPRÁCTICA?

Yolanda.- Yo conocí la quiropráctica por una amiga. Un día hablando con ella de los problemas que tenía – ya que, cómo es tu mayor problema y tu día a día, lo comentas también con las personas que conoces – me comentó que iba a un quiropráctico, el Dr. Marc Bony. Yo no tenía ni idea de lo que era la quiropráctica pero me comentó que el doctor Marc Bony hacía reuniones informativas para entender lo que era la quiropráctica… y finalmente , antes de entrar en un quirófano, lo probé. 

¿DESDE CUANDO ACUDES A LA CONSULTA DEL QUIROPRÁCTICO?

Yolanda.- Empecé en el mes de Mayo (hace siete meses). Primero me hice unas pruebas, anamnesis para que el Dr. Marc Bony conociera todos los datos sobre mi salud y empecé a venir tres veces por semana. Al principio no notaba nada pero al cabo de dos meses pude apreciar los beneficios de la quiropráctica. Tengo además grabado en mi mente ese momento. Fue un día que al llevar a los niños al colegio y salimos de casa, se me cayeron las llaves y yo me agaché a recogerlas.

Me sorprendí tanto que mis hijos me preguntaron que qué me pasaba y les dije “¡Me he agachado a recoger las llaves!”. Yo antes no podía hacer eso.

Quiropractica Maresme

¿CUAL HA SIDO EL RESULTADO DE LA QUIROPRÁCTICA?

Yolanda.- Empezó siendo como uno de los últimos cartuchos para solucionar mi problema y el resultado fue tan positivo que sigo viniendo , ahora junto con mi marido y mis dos hijos. Lo hice extensivo a toda mi familia porque para mí fue tan importante y tan positivo que les hice participar de este descubrimiento. Actualmente nos encontramos muy bien y sentimos una sensación muy especial de bienestar.

Quiropractica | Maresme | Mataro

Albert.-  Yo no tenía ninguna dolencia y gozaba de una buena salud pero, es verdad, que a raíz de ver la experiencia de Yolanda me convencí totalmente de las ventajas de la quiropráctica. Lo que sí tengo que decir es que el concepto, en el que se basa la quiropráctica, es absolutamente lógico y natural.

A pesar de no haber tenido ningún dolor previo, ahora mismo me encuentro muy bien. Es decir, podía tener en algún momento una contractura lumbar o cervical puntual, pero desde que vengo al quiropráctico no he tenido ninguna; además, a nivel de elasticidad, y más con el deporte que practico, el padel, que requiere elasticidad, me noto muy bien.

LA VIDA DE YOLANDA Y DE NUESTRA FAMILIA HA CAMBIADO

Yolanda ha explicado su historia y es verdad que a ella le ha cambiado la vida, pero lo que puedo decir es que la quiropráctica nos ha cambiado la vida a todos porque el hecho de que ella esté bien en casa, además de salud física y su funcionalidad, también ha supuesto un cambio en su carácter.

Ella ha vuelto a ser la Yolanda y la mamá que era antes y que ella había dejado de ser, en gran parte, por los problemas físicos que tenía y eso era una realidad de nuestra vida. Ese fue uno de los motivos principales que me decidieron a acudir al quiropráctico y a decidir que todos viniéramos a tratarnos con quiropráctica.

Os dejo con el video testimonial que recoge la experiencia de Yolanda y su familia. Espero que os guste y os ayude a comprender un poco más los beneficios de la quiropráctica.