La Quiropráctica para una buena noche de sueño

El sentido común nos dice que una buena noche de sueño contribuye a una buena salud. La evidente estadística apoya firmemente esta sabiduría convencional.

El insomnio en adultos tiene un coste estimado en 14 mil millones de dólares cada año en los Estados Unidos. El coste financiero exacto de los trastornos del sueño en los niños está menos claro, pero nuevas investigaciones sugieren que los trastornos del sueño pediátricos contribuyen al déficit de atención, a la hiperactividad, a alteraciones en el estado de ánimo y a problemas  de memoria.

El año pasado, un equipo internacional de investigadores quiroprácticos informaron del caso de un niño de 3 años con disfunción del sueño. Roncaba muy fuerte y tenía episodios frecuentes de falta de respiración durante la noche.

También se despertaba de repente muchas veces cada noche. El médico quiropráctico que le examinó encontró indicios de desalineación y restricción(subluxación) en partes de la columna vertebral como en la región cervical superior (parte superior del cuello), media-torácica (entre los omóplatos), y en la zona lumbar (parte inferior de la espalda). También había asimetría en la alineación de algunos de los huesos del cráneo.

Se le administraron suaves ajustes quiroprácticos tres veces por semana durante tres semanas para corregir estas subluxaciones, y luego 2 vez a la semana la semana siguiente. Después de este mes de cuidado quiropráctico, la madre nos informó de que el niño ya no roncaba ni tenía episodios de falta de respiración.Dormía por la noche sin despertarse repentinamente.

Este caso es muy similar al expuesto por un médico quiropráctico australiano hace más de una década. Un niño de 4 a 12 meses de edad se despertaba siete a ocho veces cada noche.

Después de un ajuste quiropráctico para corregir las subluxaciones cervicales superiores y media-dorsales, dormía plácidamente durante siete horas. A los seis meses de su seguimiento, la madre describió a su hijo como un niño sano con hábitos de sueño normal.

Muchos padres de niños con trastornos de sueño están sin duda buscando alternativas que no sean las farmacéuticas. Mientras los informes sobre casos individuales no son por supuesto, “la última palabra» en el campo de la investigación, es importante señalar que existe en la actualidad un conjunto de evidencias que indican que los ajustes quiroprácticos pueden ayudar a niños con problemas de sueño.

Por Charles Masarsky, DC, FICC