La curación Mataro es como una rueda de repuesto…»

En caso de tener un pinchazo, sales de la carretera, cambias la rueda de forma temporal pero debes visitar el taller lo antes posible para una reparación adecuada. Las instrucciones del fabricante de las ruedas de recambio advierten que se tome las cosas con calma y tranquilidad cuando se circula con ellas – los neumáticos pequeños no están diseñados para soportar la carga de la conducción normal. Pero a pesar de esta advertencia, usted probablemente ha visto algún idiota a toda velocidad por la autopista con ellas, ajeno a los riesgos potenciales.

Algunas personas tratan su salud así. Cuando llega una lesión o un problema de salud tratan de enmascarar sus síntomas con medicamentos “ruedas de repuesto”, al tiempo que continúan con las actividades normales que los llevaron al lugar donde ahora se encuentran. Prestan poca atención a los riesgos de la aplicación de parches temporalmente para su problema con las drogas y pasan por alto el hecho que deben arreglar la causa de su problema. Eso les puede meter en problemas.

Cuando se trata de problemas de salud agudos o crónicos, la mejor política es corregir la causa subyacente del problema de la manera correcta en lugar de enmascarar los síntomas con medicamentos. Esa es la filosofía central de la atención quiropráctica sin drogas. Los medicamentos a corto plazo pueden conducir a un falso consuelo, pero a la larga se está arriesgando a recibir un duro golpe.
Marc Bony,DC