«Hay estudios que han demostrado que el dolor crónico  no solo puede provenir de una lesión física sino también  debido al estrés y problemas emocionales» – la Dra. Susanne Babbel para Psychology Today dijo: «Frecuentemente, el dolor físico funciona para advertir a la persona de que todavía hay trabajo emocional por resolver».

Aquellas personas que tienen estrés y ansiedad, tensan y contraen sus músculos, causando fatiga y calambres a lo largo del tiempo. Por lo que mucha gente usa medicina equivocada para sus dolores crónicos.

De acuerdo a la teoría de la Dra. Babbel esto es lo que su cuerpo le está diciendo sobre:

Los Hombros

Las decisiones difíciles afectan a los hombros, ya sea que tenga un problema dándole vueltas en la cabeza o varios. Tal vez alguien lo esté presionando, o tal vez es indeciso por naturaleza. Sea cual sea el caso, aligere su carga de los hombros al compartir sus dudas con alguien cercano. Aunque no le puedan dar consejos, hablar de sus preocupaciones en voz alta puede aliviarlas y ayudar a encontrar una solución.

Des-estrésese para Sanar

La próxima vez que venga el dolor, intente relajarse en lugar de tomarse un medicamento. Cure la fuente del dolor reduciendo la ansiedad y el estrés. El cuerpo físico le está dando un mensaje de sus emociones. No silencie al mensajero con una pastilla. Escuche a su cuerpo porque quiere lo mejor para usted.

https://www.psychologytoday.com/us/experts/susanne-babbel-phd-mft