Los desajustes vertebrales son la causa de muchos problemas de nuestra salud.

Te explicamos en  que consisten

Muchas de nuestras dolencias de espalda y cervicales pueden tener diferentes causas; psicosomáticos, emocionales, digestivas, malas posturas, accidentes o traumas, vida sedentaria , deportes y sobre esfuerzos, desgaste de articulaciones, el parto y el nacimiento, caídas sucedidas cuando éramos niños o incluso causas químicas.

Nuestra columna vertebral es una estructura compleja que, al mismo tiempo que nos permite la movilidad, también protege nuestro sistema nervioso. La columna está envuelta por un conjunto de músculos que van desde las capas más superficiales a las más profundas, hasta los tendones y ligamentos correspondientes.

Los músculos esqueléticos más profundos se encargan de mantener  de forma autónoma las vértebras en su posición correcta para no perjudicar el sistema nervioso.

Entre la articulación que forma cada vértebra se forma un espacio llamado “aforo de conjunción” por donde forzosamente han de pasar los nervios  espinales, venas y arterias.

Pero ¿ qué sucede cuando por las causas citadas los músculos esqueléticos de la columna pierden su fuerza?
Cuando los músculos dejan de trabajar correctamente las articulaciones de las vértebras quedan comprimidas, desajustadas (como una ventosa clavada en un cristal),pierden su movilidad, y es entonces cuando se producen los llamados desajustes vertebrales.

LOS EFECTOS;

Cuando sufrimos  desajustes vertebrales(subluxaciónes) los nervios espinales quedan presionados entre las articulaciones que se forman entre las vértebras (“aforo de conjunción”).

Cuando el nervio está comprimido (podemos imaginar una manguera de agua pisada), su permeabilidad se ve alterada y no transmite correctamente los impulsos nervios que son transmitidos  por procesos electroquímicos, y es en ese momento cuando el organismo empieza a perder coordinación entre el cerebro (SNC) y el resto de órganos y glándulas (SNP). Esto afectará al sistema  endocrino y al metabolismo, de manera que menguará  la capacidad de un correcto funcionamiento del organismo.

Así pues, entramos en el circulo vicioso, casusa-efecto y efecto-causa…Imaginemos cómo sonaría una orquesta si los músicos no vieran a su director…

UN CIRCULO VICIOSO

Una causa, como una caída, el estrés por posturas incorrectas o tensiones por el trabajo, pueden provocar desajustes vertebrales con consecuencias  molestas y síntomas de dolor, i , de rebote, puede causar un desequilibrio químico y el mal funcionamiento de nuestro organismo.
Muchas de las causas no las podemos evitar; caídas cuando éramos pequeños, traumas, estrés, desgaste…

Pero podemos mantener una buena higiene de la columna si hacemos un buen mantenimiento y tomamos conciencia de la importancia que tiene esta parte de l cuerpo y como nos llega afectar si está desajustada.

“ Como  Quiropráctico especializado en ajustes vertebrales, recomiendo revisiones periódicas de la columna vertebral antes de que aparezcan los síntomas de dolor y malestar de las cervicales, dorsales o lumbares.

Una buena alimentación, estiramientos, ejercicio físico y una buena higiene postural, mental y emocional nos ayudarán a mantener nuestra columna vertebral más sana. Pero hay que tener en cuenta que los desajustes vertebrales son la causa de muchos problemas de nuestra salud, independientemente del dolor y las molestias que éstas provocan”.

Marc Bony,DC especialista en columna vertebral my sistema nervioso
facebook.com/sublux para sus preguntas