Saltear al contenido principal
Artritis Psoriásica

¿Cuándo y por qué debería la Quiropráctica encajar en su programa de cuidado?

El cuándo es muy sencillo. Tan pronto como el episodio inflamatorio haya disminuido, un quiropráctico podrá ser capaz de ayudarle. Las técnicas manuales que los quiroprácticos utilizan están contraindicadas durante los brotes inflamatorios y no deben llevarse a cabo entonces.

Las razones por las que la quiropráctica puede ayudar a sus brotes son; Ayuda a reducir el dolor y la rigidez. Son las articulaciones entre los huesos las que permiten que nuestros cuerpos se muevan.

Durante la crisis, no sólo las articulaciones se encuentran conectadas a aquellas zonas que empiezan a inflamarse sino también los ligamentos. Tan pronto como la inflamación persista, el paciente es incapaz de utilizar las articulaciones correctamente. Incluso cuando la crisis ha terminado, la articulación puede seguir estando rígida y dolorosa.

Esto puede ser debido a algún daño en el cartílago y que no pueda curarse. No obstante, parte de esta rigidez y de este dolor es debido a una disfunción del músculo y del ligamento y un quiropráctico le puede ayudar. Le ayudará a quitar el dolor muscular y los espasmos. Estos espasmos causan que los músculos estén más débiles de lo normal.

Hace que las extremidades se sientan débiles y las articulaciones estén aún más inestables. Los músculos proporcionan una protección vital a las articulaciones. Las articulaciones permiten a los músculos un correspondiente buen funcionamiento para que tengan un buen tono y fuerza. La Quiropráctica ayuda a prevenir un círculo vicioso de debilidad y rigidez.

La Quiropráctica puede ayudar a reducir los cambios degenerativos de las articulaciones. La inflamación persistente de la articulación puede provocar el desgaste del cartílago y del hueso subyacente.

Donde puede ayudar la Quiropráctica es en reducir la velocidad a los cambios continuos degenerativos en las personas que padecen artritis. Creemos que esto es debido a evitar el continuo estrés en las articulaciones, fomentando una mayor rapidez a que las articulaciones funcionen de la manera más normal posible.

¿Qué hace un quiropráctico?

Los quiroprácticos están especializados en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que son causadas por la disfunción mecánica de las articulaciones y los efectos que estas disfunciones tienen en los nervios y los músculos.

En la mayoría de los casos lo que trae a nuestros pacientes a nuestra consulta son los dolores de la columna vertebral o de las articulaciones. Es posible que le diagnostiquemos su artritis inicialmente. Si yo tengo la sospecha de que alguien padece artritis psoriásica inflamatoria, remitiré inmediatamente a esa persona a su medico de cabecera.

Yo no trato a muchas personas con artritis psoriásica como pudiera, porque lamentablemente después de su regreso a su médico rara vez les vuelvo a ver. Sin embargo, desde mi experiencia, la atención quiropráctica puede en realidad complementar los otros tratamientos tradicionales.

Yo recomendaría tanto a los pacientes como a sus médicos que lo consideraran  en serio como una forma de cuidado. Los quiroprácticos siempre buscamos las razones del dolor. No estamos interesados sólo en los síntomas. El problema está a menudo muy lejos de donde están los síntomas. Nos pondremos manos a la obra para encontrar las estructuras de su cuerpo que le están causando el dolor.

¿Cómo tratan los quiroprácticos a pacientes con artritis psoriásica?

Una evaluación. En primer lugar, evaluamos los movimientos de las articulaciones tanto individualmente como la manera en que usted se mueve, de pie y sentado. Lo que hacemos es mirar el índice activo de movimientos para ver la cantidad de daños en el tejido blando y en las articulaciones. Nos fijamos en la manera en que camina, la forma de mover la espalda y en la fuerza y función de los músculos.

Esto dirigirá nuestra atención a la disfunción de las articulaciones que necesiten más ayuda. Estamos muy interesados en el restablecimiento y la atención preventiva. Enseñamos a los pacientes programas de ejercicios sencillos para hacer en casa y proporcionamos consejo de ergonomía. Hacemos todo lo posible para ayudar a los pacientes a que se ayuden a sí mismos.

Espero que esta información sea útil e interesante. Le puede dar ánimo saber que el cuidado quiropráctico es una opción más para el tratamiento de su artritis.

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba