Saltear al contenido principal
10 Consejos para escoger la mochila

1 – Una mochila que se lleva en la espalda Evitad las mochilas en bandolera que pueden por su peso, deformar la columna vertebral del niño que tiende a inclinarse o doblegarse para compensar. Lo ideal es una mochila con los tirantes en forma de “s” que se adapta a la forma del cuerpo del niño.

2 – Una mochila sólida Una buena mochila debe tener una estructura sólida y rellenarse en la espalda.

3 – Una mochila adaptada La mochila no debe ser demasiado larga, para no acorralar al niño en los marcos de las puertas o en las aperturas del bus… Idealmente será de la anchura de espaldas del niño.

4 – ¡Pesadla! La carga total de una mochila no debe sobrepasar el 10% del peso de un alumno.

5 – Enseñadle a colocarse bien su mochila Para ponerse su mochila, es preferible colocarla en una mesa a fin de pasar los brazos por los tirantes, doblando las rodillas para ponerse a una buena altura.

6 – Enseñadle a llevar bien su mochila Una mochila debe llevarse con los dos tirantes, bien ajustados. Es necesario que la mochila esté colocada contra el dorso, el vértice a la altura de los hombros con el fin de repartir bien el peso de la mochila. Si no, la mochila cargada tendrá tendencia a volcarse hacia atrás.

7 – Ordena y equilibra sus objetos personales Los libros más pesados deben estar situados en el centro de la espalda para repartir la carga mejor. Así, no tendrán tendencia de bascular la mochila hacia atrás y el niño deberá hacer menos esfuerzos para mantenerse derecho. Vela para que se lleve a la escuela lo mínimo estrictamente necesario.

8 – Privilégiales de una merienda ligera No descuides el peso y el sitio para los tentempiés, bebidas en la mochila.

9 – Ten cautela con las ruedas Las mochilas con ruedas: su desventaja reside en el hecho que para tirar, el niño debe tener el cuerpo constantemente en torsión, lo que no es del todo recomendable. Por otro lado, decimos demasiado deprisa que la mochila con ruedas puede cargarse más… es olvidar que el niño debe generalmente subir o bajar escaleras y llevar la mochila como pesados armazones.

10 – Consulta un Quiropráctico Con los niños y los adolescentes que llevan mochilas demasiado pesadas o que practican deportes asimétricos, hay que mostrarse muy atento cara al desarrollo de malas posturas y habitos. Cuando se descubre temprano, el quiropráctico puede mantener el cuerpo sano. En muchos paises el Doctor en Quiropráctica actua como Pediatra. El Doctor Marc Bony este especialmente formado para el cuidado de los niños.

www.quiropractica1.com
sources
http://www.spine-health.com/wellness/ergonomics/backpacks-and-back-pain-children
http://www.knowyourback.org/Pages/BackPainPrevention/BackPackSafety.aspx

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba