Qué es el Colesterol

Es verdad, usted necesita colesterol.

Esta suave y cerosa sustancia se encuentra no sólo en su torrente sanguíneo, sino también en cada célula de su cuerpo, en donde ayuda en la producción de membranas celulares, hormonas, vitamina D y ácidos biliares que lo ayudan a digerir la grasa.

El colesterol también ayuda en la formación de los recuerdos y es vital para la función neurológica.

Su hígado produce cerca del 75 por ciento del colesterol en su cuerpo[i] y de acuerdo con la medicina convencional

Existen dos tipos:

  1. Lipoproteína de alta densidad o HDL: Este es el llamado colesterol «bueno» que ayuda a mantener el colesterol lejos de las arterias y a eliminar el exceso de placa arterial, que podría ayudar a prevenir las enfermedades del corazón.
  1. Lipoproteína de baja densidad o LDL: El llamado colesterol «malo» circula en la sangre y de acuerdo con el pensamiento convencional, podría acumularse en las arterias, formando una placa que hace las arterias más estrechas y menos flexibles (una enfermedad llamada aterosclerosis). Si se forma un coagulo en una de estas arterias que conducen al cerebro o al corazón, entonces podría causar una derrame cerebral o un ataque cardíaco.

Los que también forman parte del conteo de colesterol total son:

  • Los triglicéridos: Lo niveles elevados de esta grasa tan peligrosa han sido relacionados con enfermedades del corazón y diabetes. Se sabe que los niveles de triglicéridos se elevan al comer muchos granos y azúcares, por ser inactivos físicamente, fumar, beber alcohol en exceso y por tener sobre peso o ser obeso.
  • La lipoproteína o Lp (a): Lp (a) es una sustancia que está hecha de colesterol «malo» LDL más la proteína (aproteína a). Los niveles elevados de Lp (a) son un gran factor de riesgo de las enfermedades del corazón. Esto ha sido bien establecido, aun así son pocos los médicos que le checan estos niveles a sus pacientes.