cuidado quiropráctico beneficios

El cuidado quiropráctico, su papel en la creación y la protección de la vida

La decisión de formar una familia, o bien ampliar la tuya, es probablemente la más transcendente que tomarás en la vida – y conlleva un proceso de alta exigencia para muchos. ¿No sería genial si existiera un tratamiento sencillo y continuo para facilitarte el camino hacia la maternidad? En este artículo vamos a explicar cómo el cuidado quiropráctico puede ayudarte durante cada fase del proceso: •    concepción (fertilidad) •    embarazo •    parto •    postnatal (madre y bebé)

¿Puede realmente el cuidado Quiropráctico ofrecer ventajas para la fertilidad?

El mundo está inundado con información sobre “curas milagrosas” para la fertilidad, pero las ventajas del cuidado quiropráctico en cuanto a potenciar la fertilidad femenina y superar la infertilidad no son nada insípidas: existen testimonios clínicos de mujeres que han superado la infertilidad hasta quedarse embarazadas.

Un tratamiento invasivo de hormonas puede ocasionar efectos secundarios graves y traumas – el cuidado quiropráctico supone un tratamiento natural que optimiza tus función nerviosa. Testimonio de Marta

Y eso ¿Cómo me ayuda a quedarme embarazada?

Pues, tus funciones nerviosas son esenciales para tu bien estar y tu columna vertebral desempeña el papel de transmisor de impulsos entre el cerebro y los órganos.

Por uno de varios motivos – tal como el estrés, la desgate físico u movimientos inoportunos – aparecen subluxaciones (desplazamientos) en la columna vertebral, así alterando la función nerviosa. El cuidado quiropráctico lo restaura, optimiza tu movilidad y tu sentido de bien estar. Es más, ayuda a mejorar el flujo de hormonas vitales para la reproducción.

¿Cuáles son las ventajas que el cuidado Quiropráctico me ofrece durante el embarazo?

Es mejor contestar esta pregunta a través de la filosofía intrínseca de la quiropráctica – la inteligencia innata.

Esta inteligencia no se enseña: más bien es congénito y responsable de la creación de lo que requiere nuestro cuerpo para su función correcta y para dotarle con las propiedades necesarias para curarse. Cuando ocurre una subluxación un médico quiroprácticoajusta tu columna para que la inteligencia innata pueda entrar en juego – corrige la función nerviosa y elimina enfermedades y dolores.

Naturalmente esto proporciona un bien estar bastante mejorado para la mamá y menos riesgos de traumas postnatales.

¿Cuáles son los síntomas que el cuidado Quiropráctico puede curar o al menos aliviar?

¿Tal vez te has resignado al hecho de que habrán unos cuantos momentos exigentes durante los siguientes 9 meses –

Como caos hormonal, ataques frecuentes de nausea, dolor lumbar, tobillos hinchados y la tensión alta – verdad? No tires la toalla. El cuidado quiropráctico puede ayudar a aliviar los síntomas comunes durante el embarazo.

¿Cómo puede ser?

Todo se reduce a las subluxaciones – o desplazamientos – y la eliminación de las mismas. Son comunes entre las mujeres embarazadas y provocan tensión cerebral, tensión nerviosa y desequilibrios en el cuerpo que intenta compensarse al ajustar posturas, lo que somete a tus huesos y músculos a más presión.

El cuidado quiropráctico eliminará estos desplazamientos y optimizará las funciones nerviosas y de los huesos – como consecuencia te proporcionará muchas ventajas a la salud, tal como: la mejora de la función pélvica y de los órganos al eliminar el dolor lumbar y una posición de parto más ventajosa.

¿Puede el cuidado Quiropráctico agilizar y facilitar el parto?

Sí, y realmente deberías empezar a plantearte la idea de recibir cuidado quiropráctico si tu prioridad es un parto menos exigente y más fácil.

La posibilidad de un parto natural aumentará con el tratamiento quiropráctico – existen bastantes casos publicados sobre la reducción de la duración del parto desde  varios días hasta tan solo unas horas (o menos) mediante el cuidado quiropráctico y el tratamiento de la distocia (parto anormal).

¿Cómo proporciona el cuidado Quiropráctica estas ventajas?

Piensa en la inteligencia innata – la manera en la que tu cerebro comunica con tu cuerpo para controlar las funciones nerviosas y de los órganos. Los desplazamientos en la columna vertebral que surgen durante el embarazo perjudican seriamente tu gravedad, postura, espalda, pelvis, piernas y tobillos. El cuidado quiropráctico elimina estos daños estructurales y permite a que tanto tu inteligencia innata como la de tu bebé actúe, por cual se optimizan las funciones nerviosas y del cerebro y los movimientos pélvicos y de la columna. Resumiendo, tu bebé tendrá una posición de parto óptima y un desarrollo más sano del sistema nervioso y neuromuscular. Ten en cuenta que durante el embarazo las posturas que adopta la madre pueden ocasionar, o al menos aumentar el riesgo de traumatismos obstétricos.

La extracción del bebé en el parto equivale a una fuerza de 20kg – 50kg en el caso de una cesárea, por lo cual mantener una alineación adecuada de la columna vertebral es primordial para evitar estos traumatismos y para un parto tranquilo.

¿Hay otras ventajas postnatales para mi y mi bebé que el cuidado Quiropráctico me puede ofrecer?

Antes de nada, las ventajas conseguidas mediante el cuidado quiropráctico durante el embarazo limitarán a los riesgos de traumatismos postnatales y enfermedades. No obstante, traumatismos del nacimiento pueden aparecer a lo largo de la vida – aunque la mayoría de los casos suceden durante el nacimiento mismo.

Un médico quiropráctico puede detectar estas subluxaciones (desplazamientos en la columna vertebral, lesiones del tallo cerebral etc.) poco después del nacimiento del bebé y por lo tanto corrige o ajusta la alineación vertebral para que la inteligencia innata pueda actuar – así optimizando la comunicación entre los nervios, el cerebro y los órganos. Además, el cuidado quiropráctico resulta esencial en enfermedades como la escoliosis – un desplazamiento en la base del cráneo que ocasiona curvaturas en la columna vertebral.

La escoliosis resulta en un desarrollo asimétrico de la columna en el caso de chicas y de la mente en el caso de chicos (hiperactividad).

Un médico quiropráctico corregirá estos desplazamientos (subluxaciones), así restaurando la estructura vertebral y la vida dentro del cuerpo.

En Resumen:

El cuidado quiropráctico ofrece las siguientes ventajas a la salud: –    aumenta la fertilidad y ayuda a superar la infertilidad –    alivia o cura síntomas comunes durante el embarazo –    garantiza un parto más suave y aumentan las posibilidades de un parto natural –    previene y elimina traumatismos asociados con el parto (nacimiento)

Sources and references:

CBS New York – chiropractic and fertility research International Chiropractic Paediatric Association – overcoming infertility Birth Without Fear – chiropractic benefits during pregnancy US National Library of Medicine – chiropractic care for low back pain in pregnancy US National Library of Medicine – chiropractic care for natural birth International Chiropractic Paediatric Association – reducing labour times US National Library of Medicine – chiropractic care and scoliosis