Saltear al contenido principal
Artrosis y Quiropráctica

Artrosis y Quiropráctica

¿Sabía usted que la artrosis afecta a una persona de cada 4  y su promedio de edad es de menos de 40 años?

¿Que afecta por igual a hombres y mujeres y que puede aparecer a cualquier edad?

Contexto

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones de las más comunes. Se caracteriza por la degeneración y el desgaste de una o más articulaciones. El tejido que recubre las superficies articulares, el cartílago, se hace más delgado y con el tiempo se fisura.

El estrés que soporta la articulación aumenta a medida que el cartílago desaparece. Las articulaciones de las caderas, las rodillas y la columna vertebral, es probable que se vean afectadas.

La investigación muestra que la artrosis es el resultado de repetidos traumas leves, golpes importantes (accidentes de tráfico, deporte), un exceso de peso y la falta de actividad física. Estos factores impiden la adecuada nutrición del cartílago y producen un deterioro anormal y prematuro de la articulación afectada.  

Consecuencias

La artrosis es un signo clínico de la presencia de una subluxación (desalineación o movimiento deficiente de una articulación). La subluxación provoca una falta de coordinación entre el Sistema Nervioso, los músculos y las articulaciones, causando dolor, tensión muscular y rigidez en las articulaciones.

La Subluxación tenderá a favorecer la progresión de la degeneración de la zona afectada(artrosis).

En muchos casos, no hay síntomas evidentes hasta que una actividad trivial o un incidente importante actúan como un factor desencadenante. A medida que la enfermedad avanza, los síntomas y el dolor también pueden ser más significativos.  A largo plazo, el espacio de la articulación puede desaparecer por completo y las superficies de la articulación se someterán a una deformación y aparece la artrosis.  

El acercamiento Quiropráctico

El Cuidado quiropráctico ayuda a reducir el dolor y la inflamación. El cuidado está encaminado a re-educar a los Sistemas Nervioso, Muscular y Esquelético para que encuentren un equilibrio óptimo y comiencen a trabajar en sinergia.

El Cuidado Quiropráctico puede ser eficaz para disminuir la progresión de la artrosis y para prevenir la aparición de episodios dolorosos. Los ajustes quiroprácticos pueden restaurar el movimiento articular y retrasar el proceso degenerativo en las articulaciones afectadas.

El Cuidado Quiropráctico también está diseñado para corregir las anomalías posturales. De hecho, la mala postura conduce a una mala alineación de las articulaciones y, en consecuencia, aumento del estrés y un desgaste articular prematuro.

No olvidemos que la quiropráctica se basa en el hecho científico siguiente: el sistema nervioso impone su control sobre todas las células, tejidos, órganos y sistemas del cuerpo. Un trastorno del sistema nervioso podrá causar problemas a nivel del equilibrio de salud del cuerpo.

La Quiropráctica pretende la recuperación y el mantenimiento de la salud humana a través de la interacción de los Sistemas Nervioso, Muscular y Esquelético. Se centra en el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades en las que puede influir gracias a su enfoque.

La artrosis no se debe sólo a la edad. Se sabe que la artrosis es debida también a las lesiones acumuladas (caídas, accidentes de menor importancia, las malas posturas, etc)… Esto interfiere con los movimientos normales de ciertas articulaciones y promueve el desarrollo de un desgaste localizado.

La Quiropráctica centra su filosofía, su arte y su ciencia en el mantenimiento de la homeostasis (el equilibrio) del cuerpo humano y en su capacidad innata para curarse de forma natural. No se centra sólo en los síntomas o el dolor, sino que trata de identificar y tratar el problema.    

Cuestionario de Salud

¿Siente rigidez al levantarse o después de un período de inactividad? Si no

¿El dolor desaparece después de unos minutos de actividad? Si no

Cuando usted se mueve, ¿siente el sonido de roce o crujido? Si no

¿Tiene usted deformaciones a nivel de las articulaciones? Si no

¿Siente una disminución de la amplitud de sus movimientos? Si no

¿Ha sufrido alguna vez episodios de inflamación de las articulaciones, con enrojecimiento de los tejidos blandos? Si no

¿Ha sufrido alguna vez traumatismos, caídas y/o accidentes de coche? Si no ¿Su postura deja mucho que desear? Si no

¿Siente los cambios de temperatura en sus articulaciones? Si no

Si ha respondido SI a más de una de estas preguntas, es posible que sufra disfunciones que afecten a los Sistemas Nervioso, Muscular y Esquelético. Para estar seguro, Consultanos sin compromiso. Llamando al 93 758 63 14

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba