Antiadherente PFOA dupont se desaconseja

La gente podría pensar que las empresas químicas se esfuerzan en crear productos químicos que son lo menos dañinos posible y proporcionar instrucciones de seguridad estrictas para su uso cuando no lo son, pero la historia ha demostrado que esto no es el caso. En cambio, la industria promueve productos químicos como inofensivos aún cuando son muy conscientes de los riesgos.

DuPont, batallas legales

Enumeramos sólo un caso de acuerdo con The Intercept: «Las preocupaciones sobre la seguridad de teflón, C8 y otras sustancias químicas perfluoradas de cadena larga llamó la atención del público por primera vez hace más de una década, pero la larga historia de implicación de DuPont en cuanto a C8 nunca se ha sabido con plenitud…

Una larga lista de documentos resulto esclarecer las cosas sobre el C8, DuPont, y los intentos intermitentes de la Agencia de Protección Ambiental para abordar con la amenaza de salud pública. Esta historia se basa en muchos de esos documentos, que hasta que se archivaron en la evidencia de estos ensayos, habían estado escondidos en los archivos de DuPont.

Entre ellos se encuentran redacciones de los experimentos en ratas, perros y conejos que muestran que C8 estuvo relacionado a una amplia gama de problemas de salud que a veces mataron a los animales de laboratorio».

El ácido perfluorooctanoico (PFOA, también conocido como C8), fue durante décadas un ingrediente esencial en los utensilios de cocina antiadherentes de DuPont. El químico también se utiliza en cientos otros productos antiadherentes y resistentes a las manchas, desde bolsas de palomitas de maíz de microondas, envoltorios de comida rápida hasta ropa impermeable y tratamientos para muebles y alfombra repelentes de tierra. También se encuentra en las sustancias químicas retardantes de llama y como consecuencia en artículos tratados con retardantes de llama, que van desde artículos para niños hasta muebles y electrónicos.

PFOA es una sustancia química fluorada– son los átomos de flúor que proporcionan esa resbaladiza característica. La primera vez que supe de los peligros de los recubrimientos antiadherentes impregnados con fluoruro fue en 2001, y desde entonces he estado advirtiendo sobre el uso de este tipo de productos. «Una vez en su cuerpo, los perfluoroalquilos tienden a permanecer sin cambios durante largos períodos de tiempo.

Los perfluoroalquilos más utilizados (PFOA y PFOS) permanecen en el cuerpo durante muchos años. Su cuerpo tarda aproximadamente cuatro años para bajar el nivel a la mitad, aunque ya no consuma más». Mientras que una increíble variedad de nombres químicos en este grupo de productos químicos, si un artículo es ya sea antiadherente, impermeable o resistente a las manchas, tendrá algún tipo de recubrimiento impregnado con fluoruro, lo que lo hace ser resbaladizo, y puede suponer que puede ser problemático.

En 2005, un grupo de tres científicos fue convocados como parte de un acuerdo para determinar los efectos del químico en las personas. Después de siete años de investigación, los resultados se detallan en más de tres docenas de artículos revisados por pares, el grupo Científico C8 vinculó los PFOA a:

• Colitis ulcerosa

• Colesterol alto

• Hipertensión inducida por el embarazo

• Enfermedad de tiroides

• Cáncer de riñón y testicular Sus efectos sobre la salud se consideran generalizados y se produjeron incluso en niveles muy bajos de exposición. De acuerdo con The Intercept, DuPont tenía conocimiento de muchos de estos riesgos, sin embargo, mantuvo en secreto este conocimiento, incluso de sus propios trabajadores, que entraron en contacto directo y prolongado con el producto químico.

Documentos confidenciales de 1980 muestran que la compañía sabía que dosis oral letal de C8 en los monos rhesus era una onza por 150 libras. Las pruebas también demostraron que el químico era más tóxico al ser inhalado, sin embargo, el riesgo para los trabajadores no se comprobó.

La Contaminación por PFOA Podría Ser Permanente

La exposición en tres partes por The Intercept titulado The Teflon Toxin: Dupont and the Chemistry of Deception» «La Toxina Teflón: El Engaño de Dupont y el Químico» detalla la larga y extensa historia de engaño de DuPont señalando que: «Otra revelación sobre C8 hace que todo esto sea más inquietante y proporciona las siguientes pruebas importancia mundial: Este químico mortal que DuPont continuó utilizando después de que sabía que estaba vinculado a problemas de salud, ahora prácticamente está en todas partes. Un compuesto artificial que no existía hace un siglo, C8 está en la sangre de un 99.7 por ciento de las personas, según un análisis en 2007 de los datos de los Centros para el Control de Enfermedades, así como en los bebés recién nacidos, la leche materna y la sangre del cordón umbilical.

Y dado a que es tan químicamente estable–de hecho, en lo que los científicos pueden determinar, nunca se degrada–Se espera C8 permanezca en el planeta mucho después de que los seres humanos desaparezcan del planeta».

PFOA Apodado el «Tabaco de la Industria Química»

Al igual que el tabaco, el litigio contra C8 puede cambiar para siempre sobre la manera en que las personas ven estos productos químicos. De hecho, el PFOA está siendo llamado el «tabaco de la industria química» dado al encubrimiento corporativo durante décadas de sus efectos sobre la salud, demandas pendientes y lo difícil que es responsabilizar a las empresas por producir productos que causan enfermedades, incluso después de que la evidencia es clara.

En el caso de DuPont, tenían evidencia de daño en animales–desde toxicidad en el hígado y daño renal hasta muerte–por décadas, pero la empresa no informó a sus reguladores sobre un posible problema. Luego estaban los trabajadores de la empresa, algunos de ellas tuvieron bebés con defectos de nacimiento después de trabajar en la división de PFOA de la compañía.

DuPont Fue Encontrado Culpable por el Caso de Cáncer en Ohio

Desde a mediados de los años 1960, los residuos de teflón han sido desechados rutinariamente en los vertederos. En el pasado, DuPont también se deshizo del químico peligroso arrojando barriles en el mar–que en realidad era legal en ese entonces–y unos 200 tambores de C8 también fueron arrojados cerca de la planta en la orilla del río Ohio. En 1984, según el testimonio, las mismas pruebas de DuPont establecían que C8 se había filtrado en el agua potable local.

En 1989, DuPont sabía que C8 causaba tumores testiculares en ratas–e incluso clasificó a C8 como un posible carcinógeno. Pero en lugar de reportar estos acontecimientos, Mike Papantonio le dijo al jurado: «Durante al menos 16 años, escondieron esta información del público.»   Cuando la Ciencia Ya No Es Un Indicador de la Verdad… Una perspectiva retroactiva explica que la industria primero crea sus objetivos de negocio con poca preocupación en los peligros para la salud, después crea «evidencia científica» que apoya su modelo de negocio establecido.

Cuando la ciencia no apoya los planes económicos de la empresa, ignoran los resultados, aunque la gente se esté muriendo y el planeta se envenena irreparablemente como resultado.

Hoy vivimos en un mundo donde las empresas químicas multinacionales de biotecnología pueden fácilmente comprar y pagar por sus propios estudios de investigación, así como crear cabildeos para apoyar el tipo de legislación que necesiten aprobar.

Los conflictos de interés se han convertido en la norma dentro de prácticamente todos los campos de la ciencia, lo que crea una situación completamente inviable, duradera y peligrosa. Es bastante claro que nos estamos enfrentando a un muro de concreto, al menos que se hagan algunos cambios dramáticos.

En la actualidad, decenas de miles de químicos no regulados se utilizan en los Estados Unidos y la seguridad de la mayoría de ellos no ha sido analizada. Esto simplemente tiene que cambiar. www.quiropractica1.com