Saltear al contenido principal
Lo que nadie te explica sobre las Neuropatias

Lo que nadie te explica sobre las Neuropatias

Si ha sufrido de dolor constante o intermitente o ha sentido hormigueo o entumecimiento en sus extremidades que simplemente no desaparecen sin importar cuántos ibuprofenos se tome, usted puede sufrir de neuropatía periférica. Entre un estimado 3% al 8% de la población sufre de esta enfermedad, una enfermedad en la cual se interrumpen las señales que viajan entre el cuerpo y el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal), causando una sensación de oscilación entre dolor, sensación de quemazón, hormigueo y entumecimiento, y puede también involucrar flojera y debilidad de los músculos. Es especialmente frecuente entre aquellas personas que tienen diabetes y se hace más común a medida que avanzamos en edad.

Aunque el daño de los nervios puede ser difícil de tratar, algunas partes de la enfermedad son más fáciles de tratar que otras.

La Neuropatía periférica causada por enfermedades como la esclerosis múltiple, el lupus, el SIDA y el cáncer, son las más difíciles. Sin embargo, un porcentaje significativo de los casos se deben a causas más fácilmente tratables como las deficiencias de vitaminas y nervios comprimidos o atrapados.

Todas las enfermedades anteriores pueden ser ayudadas en mayor o menor medida aplicando una variedad de opciones de tratamiento; entre las más útiles están la mejora en la dieta y recibir cuidados quiroprácticos regulares.

Dar oxígeno y nutrientes a los nervios dañados es la clave en el tratamiento de la neuropatía periférica, por eso es importante comer muchas frutas y vegetales ricos en vitaminas y antioxidantes. Estos alimentarán los nervios y ayudarán a destruir los radicales libres que causan daño a las células del cuerpo, hacía una interferencia en la transmisión nerviosa.

La neuropatía de los brazos y las piernas es la segunda enfermedad más común tratada por los quiroprácticos, según la Junta Nacional de Examinadores Quiroprácticos.

Cuando las articulaciones vertebrales de la columna comienzan a degenerarse (que es común a medida que la persona envejece) puede ejercer presión sobre las raíces de los nervios espinales, causando los síntomas clásicos de la neuropatía. Los quiroprácticos están entrenados para aliviar esta presión, realizando los ajustes de la columna vertebral para volver a alinear las vértebras de nuevo, soltando los nervios atrapados o comprimidos.

Estudios

Según un estudio publicado por el British Medical Journal en 2004, los ajustes quiroprácticos, «con o sin ejercicio, mejoran más los síntomas que el cuidado médico después de entre 3 y 12 meses».

Y en el 2008, la Revista de Medicina Quiropráctica informó que «los pacientes mostraron un 85,5 % de resolución de los síntomas del nervio después de sólo 9 tratamientos quiroprácticos».

La quiropráctica es un tratamiento seguro, suave y libre de medicación que es eficaz en el tratamiento de numerosos casos de neuropatía periférica. El quiropráctico puede evaluar su situación particular y recomendar un curso de tratamiento que sea adecuado para usted.
Marc Bony,DC en el centre chiropractic

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba